Presentación del blog

Sencillamente un espacio terapéutico donde reflexionar, debatir y compartir con cierta ironía, y a quien le pueda interesar, mi percepción de la vida a través de reflexiones al más puro estilo personal, aderezadas con buena música -y letra traducida, a veces de forma libre-. Nada o todo de lo aquí publicado responde a la casualidad, ...¿O sí?. Las casualidades NO Existen.

Seguidores

Temas principales

´00 ´10 ´20 ´40 ´50 ´60 ´70 ´80 ´90 abstracto Acid Jazz acrílico Actualidad Acuarela Alberto Vargas Album conceptual Alvaro amapolas Amor ángel Anglada Camarasa Aniversarios Antonio de Felipe Anuario año nuevo apunte Argelia Arte Avedon Barbas Barceló Batallitas Belleza beso Billy Wilder Blake Edwards Blues Bossa Britpop BSO C.N.M.V. Cáncer Carmen Chema Madoz Chiste Cielo Cine Circo Clásica Club 27 Colaboraciones Colores Cómicos Conciertos Coreografía Cracks Cumpleaños Curiosidades Da Vinci Dalí Dance Demonios Denuncia Deporte Derechos Desamor Dibujo Dios Disco Discurso Drácula Drogas Duetos Edgar Allan Poe Educación Einstein El Bosco El día de... El Principito Electrónica Emilio Duró Eros Exposición Fallas fashion Felicidad Flamenco Folk Foto Fotografía Funk Gente Gif Grammy Grunge Guitarrísima Halloween Heavy Helmut Newton Herb Ritts Hijos Hip-Hop homonimosong Ignorancia Impresionismo Indie Intrablogs Jazz Joan Miró Johnny Colt La Biblia Lachapelle Leibovitz lencería Literatura Lovesong Luna madre Magnum Man Ray Mandela Manu Brabo mar Marilyn Monroe Mario Testino Mascletà Matthew Rolston Medio Ambiente MEME Mierda monstruos Muerte Mujer Musical Navidad necrológica negocios nude NYC Oleo Ópera Óscar Paz Pecado Peloempuntasongs Periodismo Picasso Pin-Ups Plagio Poesía Polémica política Positivismo prejuicios Premios primicia Psicología Publicidad Pulitzer Punk racismo rarezas Reflexiones Relato Religión Remember Reto Risas Rn´B Saint-Exupéry Salgado San Valentín Santos Inocentes Saramago SDR´R Sexo Ska SM Sol Solidaridad Soul Spain Striptease Subasta sueños suerte supergrupo Surrealismo Tecno The Wall Tiempo toros trabajo Tren Tv Valencia Van Gogh verano Versus vida Videhortera videoclips gloriosos videorpresa Voces yo

lunes, 10 de octubre de 2011

¿Cuándo aprenderemos?

Otro lunes, otro reto.

Jamiroquai

Jamiroquai.  "When you gonna learn?"
(Emergency on Planet Earth -Didgeridoo-, 1993) y
(High Times: Singles 1992-2006, version sin Didgeridoo, 2006)

Vs.

Beverly Knight


(...)
Sí, sí...
¿Has oído las noticias de hoy?
La gente al otro lado del mundo,
prometen que jugarán al juego,
víctimas de un mundo moderno;
Las circunstancia nos han llevado hasta aquí,
Armagedón ha llegado demasiado cerca, demasiado, demasiado cerca,
ahora la previsión es la única clave
para salvar el destino de nuestros hijos,
las consecuencias son tan graves
los hipócritas somos sus esclavos.

Así qué, amigos míos, para llegar al final
dependemos unos de los otros,
la Montaña Alta y el Profundo Río,
Basta ya, vamos,
¡Tenemos que despertar a este mundo de su sueño!.
Pueblo, basta ya, en marcha,
¿Habéis escuchado las noticias hoy?
El precio del menú de mi restaurante favorito,
ahora no hablamos de cantidad,
no quedan peces que en el mar.

El hombre insaciable ha estado matando toda la vida que en algún momento fue,
así que sería mejor que jugaras de la manera que lo hace la naturaleza,
o se lo llevará todo,
no oses decirme que sabes más que ella sobre el bien y el mal,
ahora que has alterado el equilibrio, hombre,
hecho lo único que se puede.
Ahora mi vida está en tus manos,
Alta Montaña y Profundo Río.
Hay que parar, vamos,
¡Tenemos que despertar a este mundo de su sueño!.
Pueblo, basta ya, en marcha,
los hombres codiciosos desaparecerán,
oh, sí, desaparecerán
Cuando digamos basta, vamos,
sé que tiene que ser así,
Oh, la gente,
¡Basta ya, vamos!,
Estoy preguntado ¿cuándo vamos a acabar?
¿Cuándo vamos a aprender que ya basta?




El reto del lunes, superado, aunque da igual que opción hayas escogido, no tiene mayor importancia. Lo relevante es que en ambos casos es el mismo maldito mensaje ¿Desde cuándo te resulta familiar?.

Este verano reflexionaba con mi mujer sobre la situación del hambre en el mundo y me argumentaba con mucho atino, que desde que era capaz de recordar siempre había escuchado idéntica noticia: pueblos que mueren de hambre, necesidad de ayuda humanitaria urgente, supuesta implicación y compromiso de los países desarrollados, y así hasta nueva orden,... al poco tiempo, la misma trágica noticia, así día a día, año tras año, hasta hoy. He concretado sobre el hambre, pero también podría ser guerras, sobrexplotación de recursos naturales, injusticias sociales, desigualdad, genocidios... ¿cómo no se va a hablar de hambre frente a tanta voracidad del "ser humano"?.


Photo by Kevin Carter - Pulitzer award (1994)
Kevin Carter ganó el premio Pulitzer en 1994 por esta fotografía que fue publicada por primera vez en el New York Times el 26 de marzo de 1993.

La imagen de ese buitre acechando a una niña moribunda en África le persiguió en vida. Con ella atrapó el ambicionado premio, pero también la maldición de una pregunta: “¿Qué hiciste para ayudarla?”, una presión que le llevó al suicidio en julio de 1994.

Parece duro. Sí, lo es, pero descuida, mañana se te habrá olvidado, igual que esta entrada y la opción que escogiste en este juego de lunes de este blog¿Cuándo vamos a aprender? No hay respuesta, no tiene solución, porque sencillamente no queremos, lo tremendo es que este post podría no tener fecha ya que poco o nada cambiaría.

Bueno sí, algo sí...mañana será martes.
...........
"Estoy deprimido [...] sin teléfono [...] dinero para el alquiler [...] dinero para la manutención de los hijos [...] dinero para las deudas [...] ¡¡¡dinero!!! [...] Estoy atormentado por los recuerdos vividos de los asesinatos y los cadáveres y la ira y el dolor [...] del morir del hambre o los niños heridos, de los locos del gatillo fácil, a menudo de la policía, de los asesinos verdugos [...] Me ido a unirme con Ken, si soy yo el afortunado."
Nota de suicidio de Kevin Carter (1960-1994), reportero gráfico sudafricano.

31 comentarios:

  1. Una entrada tan dura como pesimista, es verdad que nos suena a cienciaficción muchas veces aquello que pasa en el resto del planeta. Hay cifras realmente sorprendentes que indican que verdaderamente los "privilegiados" somos aún menos de los que creemos, verdaderamente increíbles algunas, pero bueno así es el ser humano en su búsqueda eterna de la comodidad mientras otros se debaten entre la simple ecuación que supone vivir o morir. Un beso Sergio.

    ResponderEliminar
  2. Y pasado miércoles, y que el que venga detrás que arrée... Así nos va, Sergio, así nos va:)

    ResponderEliminar
  3. Hace no mucho leí una columna donde se aclaraba que el buitre en realidad no había estado acechando a la niña, sino que más bien fue la versión de Kevin.
    Pero mira que yo no sabía que se había suicidado.


    Y no. Esta entrada a mí no se me va a olvidar tan fácil. Créeme.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  4. La verdad es que una duda me ha quedado resuelta antes de llegar al final, porque iba a preguntarte que si el fotógrafo que realizó esta fotografía no acabó por suicidarse...

    La verdad, es que creo que, tiene que existir un tercer mundo para que el de nosotros pueda ser el primero...
    Les ha tocado a ellos.

    A todos les da penita...Y no se trata de tenerle pena a alguien, creo que es el peor sentimiento junto al odio que se le podría tener a una persona.

    Porque con ninguno de los dos se adelanta nada bueno ni se llega a buen puerto tampoco.

    Cada vez estoy más de acuerdo con Nietzsche... El mono es un ser demasiado bueno como para que el hombre pueda provenir de él.

    Nuestro egoísmo nos ha llevado siempre por mal camino...Y siempre nos acabará llevando, estamos tan preocupados de nuestro ombligo que no miramos más allá de él y no nos damos cuenta de que cuando ya no estemos aquí...el mundo seguirá girando alrededor del astro rey.

    ¡Abrazos!

    ResponderEliminar
  5. La verdad es que es para suicidarse. Me parece que ya estamos habituados a ese tipo de noticiarios, hambre, desolación, miseria, que ya es pura anestesia después de tantos años. A mí me sigue pareciendo una salvajada...

    ResponderEliminar
  6. Qué deprimente es todo, cuanta razón llevas. Esta vida no da ni un segundo de consuelo, ni uno...

    ResponderEliminar
  7. Hola Sergio, estamos conectados... tu entrada y la mía se complementan por los extremos :tu hablas de lo que falta yo de lo que sobra y abunda resultando en un mismo grito de DESPERTAR:

    Oh, la gente,
    ¡Basta ya, vamos!,
    Estoy preguntado ¿cuándo vamos a acabar?
    ¿Cuándo vamos a aprender que ya basta?

    te voy a linkar ahí para que pasen por esta entrada tuya

    Gracias

    ResponderEliminar
  8. Pensar en la realidad de este mundo, sobre bases realistas, nos lleva, sin dudarlo a ese pesimismo, contra el que hay que luchas desde uno mismo primero e intentando hacer algo, después, pero cada vez es más difícil y cada vez hay menos tiempo. Al menos la música ayuda.

    Saludos

    ResponderEliminar
  9. Kevin Carter, solo era el mensajero, se le acribilló como suele hacer la hipocresía humana.
    Siempre he visto los documentales del hambre y el dolor, desde pequeña sentía que si los veía al menos quedaban en el recuerdo de alguien, no me tapaba los ojos.
    Desde que tengo recuerdo, dicen lo mismo, hablan de la muerte de no se cuantos miles de niños cada día.
    Somos una sociedad fracasada, necesitamos un cambio de planes.

    ResponderEliminar
  10. Lo triste es que lo que aprendemos es que poco podemos hacer para cambiar las cosas mientras unos cuantos siguen rapiñando y aprovechándose de la situación, y en la tele apenas aparecen estas noticias comparadas con otras tragedias más livianas del primer mundo con las que nos sentimos más identificados.

    ResponderEliminar
  11. Siempre me he preguntado cómo los corresponsales son capaces de vivir después de ver todo lo que han visto. Un beso.

    ResponderEliminar
  12. He tenido problemas técnicos y vuelvo a dejarte un comentario que no se ha publicado...
    Venía a decir que esta foto "polémica" le jodió la vida a Carter, ¡que ironía! quiso alcanzar el éxito y la fama y lo consiguió, pero el precio fue muy alto.
    La polémica ha rodeado siempre a esta imagen, incluso se llegó a decir que era un montaje, que el niño ya era un cadáver, incluso.

    Lo que se plantea es si la profesionalidad está por encima de todo , incluso de la ética, de la humanidad... si todo vale para conseguir la fama o dicho de otra forma: ¿el fin justifica los medios?...

    Luego está el problema del hambre, que es crónico y que los que manejan la guita no quieren solucionar.
    Ese debería ser el reto de este siglo, erradicar la miseria y el hambre... no hay peor cosa, creo, que ver morir de hambre a tus hijos. Debe ser un infierno en vida.
    Besos

    ResponderEliminar
  13. una entrada dura,sin duda. jamás me planteé lo que pudo haber hecho el fotografo para ayudar a la niña, ya ves tu que cosas,y eso que la fotografia es bien conocida....

    tampoco sabia que se suicidó, pero supongo que su alma vivia atormentada por tantos fantasmas del pasado....

    no se me va a olvidar tan facilmente.

    un saludo!

    ResponderEliminar
  14. No todos somos tan insensibles como para leer esta clase de entradas y de inmediato pasar olímpicamente de ello y llamar para pedir una pizza.

    No todos somos así, Super... es una entrada para pensar y reflexionar en su más puro estado humano. Y de hecho, a veces me veo pensando qué es lo que puedo hacer para remediar de alguna manera lo que pasa en el mundo. Pero sólo soy una persona recién estrenada en el mundo adulto que hace lo que puede, aunque no sea mucho...

    ResponderEliminar
  15. Aprenderemos cuando nos toque directamente la misma suerte, y con el tiempo... volveremos a olvidar.

    BsoT.

    ResponderEliminar
  16. sí, estamos cayendo a umbrales de mezquindad enormes, porque ya no es solo que nos resulte indiferente el hambre en el mundo, ahora hay sociedades bursátiles que están invirtiendo en productos alimentarios básicos, maquinando para hacer subir el precio del trigo, del arroz, compañías que intentan hacerse con el control del agua en los países más jodidos, y sacar tajada millonaria. y es perfectamente legal, y no hay un maldito organismo que ponga freno a toda esta locura. y en cuanto al versus, beverly hace una versión soulizada fantástica, pero es que el tema de jamiroquai, su gran primer éxito, es descomunal.

    ResponderEliminar
  17. Lo cierto es que un fotógrafo debe documentar lo que acontece.
    por difícil que sea de entender para mentes cuya forma de ver las cosas resulta tan maniquea, ese es un trabajo fundamental en muchos sentidos (noticioso, antropológico, histórico, sociológico, etc). El trabajo de un corresponsal de guerra es, tal vez, más relevante debido a todos los riesgos que implica

    El dilema moral existe, creo yo, para aquellos cínicos que pueden emitir juicios, críticas, y después presionar un botón y regresar al pequeño mundo que habitan
    Se alarman por las imágenes y el hecho en sí, critican a quienes capturan esas escenas arriesgando muchas cosas
    a vece la gente prefiere no saber... la ignorncia es su arma contra la mezquindad
    Y a pesar de todo, se atreven a realizar críticas sobre la "ética" y la "moral" de muchos fotógrafos que realizan su trabajo. Y su "preocupación" y "consternación" sólo es momentánea, tan fugaz como sus reflexiones.

    La verdad detrás de esa foto es que Karter voló en un avión de la ONU que entregaba "ayuda humanitaria". Al llegar, la gente se avalanzó hacia el avión. Carter comenzó a disparar fotos de la niña y súbitamente el buitre se postró a su lado. Carter no esperó horas para que llegase el buitre, ni era una frontera de guerra, ni vio cómo se comía a la niña...tampoco ésta defecaba (póngase aquí cualquiera de esos mitos urbanos que sólo retrasados repiten como si fuese lo cierto). De hecho, cuando minutos después le contaba lo ocurrido a Joao Silva, otro fotógrafo del Bang Bang Club, el buitre ya no estaba más (no había cámaras digitales, así que no podía mostrarle la imagen en ese momento).

    La niña llegó después, por sus propios medios, a las carpas donde se alimentaban. Ni Carter ni Silva la ayudaron a llegar. Tampoco la gente de la ONU, o las demás personas que estaban en el lugar.

    ResponderEliminar
  18. Seguimos adelante a pesar de ese hambre histórica porque no somos capaces de resolverlo, quizás echamos una mano, quizás ni siquiera eso llega a ninguna parte.

    Para ser lunes...

    ResponderEliminar
  19. Llevas razón. Es muy cruda esta entrada, pero es la pura realidad.

    ResponderEliminar
  20. Creo que en casos como aquellos, el mundo solo entiende por segundos luego vuelve a caer, vuelve a olvidar, vuelve a preocuparse solo de si mismo, de poder vivir un dia mas, el mundo prefiere comer antes de darle su comida a otro y pasar por unas horas hambre
    Besos!

    ResponderEliminar
  21. No sé que pasó antes, durante o despoés de la foto con esa ninia, pero la realidad ahí está y cómo duele esa realidad...pero peor que el dolor es que se vuelva banal delante de nuestros ojos. Dan ganas de cuidarla o al menos ayudarla.

    ResponderEliminar
  22. Hay gente en el primer mundo que deja caducar cosas en la nevera! Que tira platos de comida a la basura, etc...

    ResponderEliminar
  23. Toma nota de la frase del sabio Cicerón... toda tuya :) como en casa, ya sabes!!
    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  24. Recuerdo esa foto, cuando la vi por primera vez, me impactó tremendamente, pero realmente cumplió la función que pretendía el autor y lo que se hizo con el fotógrafo kevin carter fue un juicio público sumario, fruto de la falsa moralidad de la que hacemos gala tan a menudo.
    Mira, cuando en un telediario inician sus informativos con algún accidente en el que han muerto 10, 15, 20 personas en españa, me pongo encendido porque siempre me viene a la cabeza las muertes por inanición que diariamente se producen en todo el mundo y especialmente en África. y esta foto fue la que me llevó en su día a este pensamiento actual.
    Es duro decir esto, pero ese niño no tenía ninguna vinculación con Kevin, salvarlo hubiera sido un acto más de cinismo, la muerte de ese niño debió de ser entendida como una muerte provocada por el sistema..........pero siempre hay que satanizar y utilizar un chivo que expia nuestras culpas.

    ResponderEliminar
  25. Como quasi-periodista, tengo que decir que ayudara o no a este niño, este hombre sólo hacía su trabajo. No tenía por qué implicarse más. Pero el morbo y las ganas de la gente de derrumbar a los demás, pudieron con él.
    Es una lástima... era un artista.

    Para aquella maldita gente que se quejó de que dejó allí al niño, he de decirles, aunque nunca verán esto, por supuesto, que ese niño sobrevivió, hasta hace poco, no recuerdo los motivos (sé que por enfermedad) que acabó muriendo

    ResponderEliminar
  26. http://carlos-forero-oviedo.suite101.net/nino-desnutrido-de-la-famosa-foto-de-kevin-carter-sobrevivio-a44322

    ResponderEliminar
  27. Poco o nada se puede añadir a todo lo comentado.
    El mensaje que presentas es pesimista, pero es que yo en éste tema soy muy pesimista, pues es cierto que cada año oyes la misma noticia y nada ha cambiado desde la última vez que la escuchaste: cifras de muertos, cada vez peor... y POCO o más bien NADA escuchas que se haga por los países del "primer mundo"
    Únicamente llegan mensajes de ayuda por ONGS pero eso no es suficiente

    Conocía la historia de la fotografía pero no la había visto nunca; es realmente espantosa, yo si la hubiera tomado, probablemente también habría acabado suicidándome. No me extraña el final del fotógrafo, la verdad.
    Terrible también el vídeo de Jamiro. Es espeluznante todo lo que recoge, que no es más que fiel reflejo de la realidad. Ahí te das cuenta de lo que son algunos capaces ( me niego a incluírme )
    Desde luego cumple a la perfección su finalidad: es un grito de BASTA
    ¡ GENIAL JAMIRO !!

    Seguiría cagándome en la leche (políticos y gentuza que está por las alturas y mira lo que ocurre sin mover un dedo pese a poder hacer algo) pero mejor me quedo aquí. ( Es que es un tema que me pone a parir )
    Ale, ya terminé.

    Un beso K

    ResponderEliminar
  28. Me gustan estas entradas en las que se exponen diversos enfoques según la perspectiva de cada cual, con múltiples lecturas, tantas como comentarios, y cada uno con su particular implicación y certeza. No contestaré en particular a ninguna opinión, pues todas son más que respetables, aunque sí daré la mía propia.

    Antes comentar que mi idea ha sido mostrar testimonio, aunque breve, sobre ciertos datos informativos indiscutibles, y provocar con cierta retórica las posibilidades del debate, convencido de que ninguno de los lectores de este blog sean insensibles a esta información, pues de serlo no se asomarían por estos lares, salvo error.
    - Gracias por tanto por todos los comentarios, lo que denota sensibilidad por un hecho que en opinión creo que de todos califico como grave: la codicia frente al todo (el hambre, la naturaleza y sus recursos, la lucha por un pedazo de tierra...).
    - Hay muchas teoría sobre la fotografía de Carter y el destino de esa criatura, desde que sigue viva, que la foto se hizo con un teleobjetivo y por el efecto de compresión de la óptica el buitre estaba bastante más lejos, que el niño estaba defecando, etc. Independientemente sólo Carter es el único responsable de juzgarse, y vivir con ese fantasma puede que sea un elemento más del mito y que los motivos del suicidio respondieran a otras causas; el caso es que no está para justificarse, perdonarse y contarlo.
    - Los reporteros realizan un trabajo digno, duro y necesario, exponen arriesgando su vida una realidad que merece ser contada, y no son responsables de aquello sobre lo que informan, y puede que no esté en sus manos resolver todos los dramas que presencian. Si me pongo en primera persona, no puedo dar limosna o empleo a todo aquel que me lo pide, no puedo auxiliar a cualquier drogadicto que se me acerca y no podemos ser socios de todas las ONGs o grupos que luchan por su causa (somos de 2 actualmente).
    - Los ricos tampoco son condenables por serlo, lo habrán ganado y es lícito que tengan aquello que poseen, pero me resulta pornográfico excesos que son mostrados en tv en forma de casa, party o capricho irracional, pues hay mascotas de éstos que visten, comen o lucen joyas en su collar de paseo que aportaría recursos a una población entera. Eso me da asco.
    - Idiotizarnos viendo como despotrica Belén Esteban (sirva de ejemplo), amén de lo que cobra por hacerlo, hace que no pensemos en dramas que tenemos a la vuelta de la esquina, sin ir a India o África, y se siente dolor por su separación o su llanto ensayado, despreciando una realidad, que mientras “nos” convenga seguir siendo imbéciles, no se solucionará porque no es “nuestro” problema.
    - Y de los políticos, de todos los colores, mejor me callo.
    Sólo es mi opinión, no hay porqué compartirla, la discrepancia es buena.

    Gracias de nuevo por participar. Seguiremos polemizando.

    ResponderEliminar
  29. Se me olvidó decir que la versión es buenísima, muy trabajada, muy bien adaptada, pero el original es casi insuperable.

    Beverly 0, Jamiroquai 1; bueno, con raúl y Konoka, 3.

    ResponderEliminar

¿Decías...?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...