Presentación del blog

Sencillamente un espacio terapéutico donde reflexionar, debatir y compartir con cierta ironía, y a quien le pueda interesar, mi percepción de la vida a través de reflexiones al más puro estilo personal, aderezadas con buena música -y letra traducida, a veces de forma libre-. Nada o todo de lo aquí publicado responde a la casualidad, ...¿O sí?. Las casualidades NO Existen.

Seguidores

Temas principales

´00 ´10 ´20 ´40 ´50 ´60 ´70 ´80 ´90 abstracto Acid Jazz acrílico Actualidad Acuarela Alberto Vargas Album conceptual Alvaro amapolas Amor ángel Anglada Camarasa Aniversarios Antonio de Felipe Anuario año nuevo apunte Argelia Arte Avedon Barbas Barceló Batallitas Belleza beso Billy Wilder Blake Edwards Blues Bossa Britpop BSO C.N.M.V. Cáncer Carmen Chema Madoz Chiste Cielo Cine Circo Clásica Club 27 Colaboraciones Colores Cómicos Conciertos Coreografía Cracks Cumpleaños Curiosidades Da Vinci Dalí Dance Demonios Denuncia Deporte Derechos Desamor Dibujo Dios Disco Discurso Drácula Drogas Duetos Edgar Allan Poe Educación Einstein El Bosco El día de... El Principito Electrónica Emilio Duró Eros Exposición Fallas fashion Felicidad Flamenco Folk Foto Fotografía Funk Gente Gif Grammy Grunge Guitarrísima Halloween Heavy Helmut Newton Herb Ritts Hijos Hip-Hop homonimosong Ignorancia Impresionismo Indie Intrablogs Jazz Joan Miró Johnny Colt La Biblia Lachapelle Leibovitz lencería Literatura Lovesong Luna madre Magnum Man Ray Mandela Manu Brabo mar Marilyn Monroe Mario Testino Mascletà Matthew Rolston Medio Ambiente MEME Mierda monstruos Muerte Mujer Musical Navidad necrológica negocios nude NYC Oleo Ópera Óscar Paz Pecado Peloempuntasongs Periodismo Picasso Pin-Ups Plagio Poesía Polémica política Positivismo prejuicios Premios primicia Psicología Publicidad Pulitzer Punk racismo rarezas Reflexiones Relato Religión Remember Reto Risas Rn´B Saint-Exupéry Salgado San Valentín Santos Inocentes Saramago SDR´R Sexo Ska SM Sol Solidaridad Soul Spain Striptease Subasta sueños suerte supergrupo Surrealismo Tecno The Wall Tiempo toros trabajo Tren Tv Valencia Van Gogh verano Versus vida Videhortera videoclips gloriosos videorpresa Voces yo

viernes, 23 de marzo de 2012

Vecinos I

¿Qué puede haber más gratificante, ameno y divertido que encontrarte una junta de la comunidad de vecinos que habías olvidado?. ¡Qué maravilla, qué jolgorio, qué júbilo, qué mierda!. Ayer tarde mismo, llegaba algo cansado del trabajo y el tiempo justo, una bolsa del supermercado en una mano, las llaves del patio en la otra y al llegar a la cancela me abre la puerta amablemente un vecino invitándome a pasar con su “sincera” sonrisa al tiempo que comenta en voz alta frente al resto: “Llegas a tiempo”, la madre que..., “¿Era a las 8, no? –disimulo, son y 5-, en seguida bajo, dejo la bolsa y aviso a los niños que los tendré que dejar un rato solos”.

No queda más remedio, bajo al cónclave del zaguán y encuentro de las 25 puertas, además del hábil Administrador, a una mínima comisión de la finca que siempre está representada por los mismos a excepción de alguna baja: el calzonazos, el silencioso, el ofuscado, los yernos de dos señoras mayores, el hijo de otra, el rezagado, un matrimonio que no sé de dónde ha salido, el vecino y amigo mariquita, el obsoleto, los miembros de la conspiración, aquí el menda y dejo por último, aunque él quisiera ser el primero, al antiguo Presidente de la finca durante años y que delegan su voto las abuelas atemorizadas, alguien al que se debe rendir pleitesía por su dedicación durante años, compromiso, buen hacer y su propia valoración haciéndose creer más listo que un conejo. El perfil de llamémosle “i”, es el de un prejubilado a una edad saludable de una compañía de telefonía nacional, sin (aparentes) problemas de ninguna naturaleza a excepción de los que el mismo se busca y provoca a los demás.
La junta se desarrolla con normalidad y con un orden del día típico: gastos de la comunidad, vencimiento de recibos y propuesta de renovación -en los que se advierten ciertos intereses del Administrador-, aclaración sobre los riesgos incluidos en el seguro, últimas reparaciones, previsiones, alguna reforma que nunca llega a aclararse, todos ellos datos apostillados con las precisas intervenciones de “i” que aporta la clarividencia necesaria...¡Qué haríamos sin “i”!.

La reunión progresa dentro de lo normal, todo hay que decir que se trata de una comunidad en la que no existen problemas de convivencia, ni vecinos conflictivos, salvo detalles ínfimos o las eternas pegas que Don Perfecto (“i”) se empeña en sacar a diestro y siniestro, generalmente sin razón, y en particular con toda su arrogancia. Momentos tensos, algunos patéticos, alguna idea brillante que ni Jaimito y momentos graciosos como la renovación del cargo de Presi y acólito, con escaqueo generalizado de los presentes (excepto de “i”, que le gusta) además de ir saltando de puerta en puerta al nombrar a los aspirantes y quedar desierto el nombramiento por fallecimiento de varios vecinos, a lo que propuse para la próxima Junta hacer una sesión-invocación de espiritismo en lugar de una reunión. Lo dicho, lo normal, sumisión del calzonazos, el sigilo de silencioso, las quejas de los yernos, debates más o menos razonables y las siempre precisas e imprescindibles intervenciones de “i”, corrigiendo y apuntando la información al Administrador o cualquier otro que abriera la boca.

¡Bien!, a casa, fin de la reunión, con un pie dispuesto a subir la escalera camino del ascensor interviene “i” abriendo el apartado de ruegos y preguntas. “Quiero que conste en acta una queja...tal y tal”; el planteamiento es lo de menos y quizá, hasta rebuscando mucho, pueda tener una mínima parte de razón, pero ciertamente "i" sólo tiene un objetivo: crispar al personal con su denuncia, con el tono y las formas, y dar por culo a cuantos más mejor, cosa que no le hizo gracia ni al vecino mariquita.
Las reacciones no se hacen esperar. Ofuscado es el primero que se siente aludido y el primero que interviene, en principio alegando sorpresa, luego vienen las réplicas, argumentaciones sin sentido, contraargumentos, tira y afloja, tensión, educadas subidas de tono, alusiones personales, instigación del conspirado que de forma cobarde va caldeando el ambiente, hasta que al final intervine, pues menda no se pudo callar, y conseguí resolver la hostilidad añadiendo que ya se había manifestado la postura y visto el calado de cada uno y no íbamos a llegar a ninguna solución, comentario que a “i” no le pasó desapercibido, perspicaz que es él.
La junta acaba por fin, disgregación de la vecindad, a lo que “i” viene de nuevo a la carga esta vez frontalmente a por mí, acusándome en nombre de otro vecino (del clan de la conspiración), de un delito que me hace el peor de los vecinos, un grave problema de convivencia, un enemigo público, la peste, la peor calaña, inmoral, una lacra, malo entre los malos, sin bien tengo que reconocerlo: "a veces sacudes el mantel por la ventana".
Cuando pude pestañear obviamente le contesté a “i” lo que entendí que debía contestarle, "charla" que daría para otra entrada; entiendo que no quedará ahí y traerá no sé qué extraña secuela, pues “i” jamás descansa, es más, tiene mucho tiempo para ello. Ya veremos.

Si algo permite este espacio virtual es la posibilidad de combinar realidad y ficción, de tener tu propia visión y recrear lo ocurrido, y aprovechándo tal ventaja me permitiré lo que el sentido común, no el corazón, me impidió ejecutar. Sea ahora:
Piernas paralelas, rodillas ligeramente semiflexionadas, brazo derecho extendido, palma de la mano bien extendida, giro de cintura de 180º al tiempo con ambos brazos acompañados y la mano izquierda descansando a la altura de las costillas, una vez en posición breve pausa para inhalar aire, pecho hinchado, pequeña genuflexión y en la exhalación un giro rápido y brusco como un látigo, y al tiempo del resoplo con toda la palma de la mano...
¡Buuum!, hostión en plena cara con una estrepitosa bofetada que sería la envidia de Bud Spencer. Luego suspiro y recuperación del ritmo de respiración habitual. Y ahora sí, como siempre dedicar una canción, que aunque se me ocurren muchas prefiero que el mensaje no pierda rigor con traducciones o subtítulos, mejor cantarla en un preciso castellano...
alto y claro.

Ronaldos. Tema/álbum: "Idiota" (1994)

(...)
¡Idiota!
Y que mama no te quiere, y que papa no te quiere
y que nadie, nadie te quiere, ¡ya , ya , ya!

Y que nadie te hace caso, y que todos te regañan
y que siempre triste y solo, ¡ya , ya , ya!

¡No será que eres un poco idiota!
Yo juraría que si
¡No será que eres un cabezota!
con una mano delante y otra mano detrás

(x 4)
¡Idiota!
Te lo digo a la cara, Te lo digo a la cara Te lo digo a la cara ...

Y que nadie te acaricia, y que nadie te da un beso
y que nadie te la toca, ¡ya , ya , ya!

Y que nadie te comprende, y que todo es aburrido
y que todo es deprimente, ¡ya , ya , ya!

¡No será que eres un poco idiota!
Yo juraría que si
¡No será que eres un cabezota!
con una mano delante y otra mano detrás

(x 4)
¡Idiota!
Te lo digo a la cara, Te lo digo a la cara, Te lo digo a la cara ...

Te lo digo a la cara y no me mires así
eres un idiota, cabezota y estoy hasta la cocorota de ti,
de tus amigos, de tu papa, de tu mama,
de tu abuelo, de tu abuela, y de tu gente

Y que nadie te hace caso, y que nadie te comprende
Y que mama no te quiere, y que papa no te quiere
Y que nadie te da un beso, y que nadie te acaricia
Eres un idiota porque nadie te la toca

¡No será que eres un cabezota!
Yo juraría que si
¡No será que eres un poco idiota!
con una mano delante y otra mano detrás

(x 8)
¡Idiota!
Te lo digo a la cara, Te lo digo a la cara Te lo digo a la cara

.............
"La idiotez es una enfermedad extraordinaria, no es el enfermo el que sufre por ella, sino los demás."
Voltaire, pseudónimo de François Marie Arouet (1694-1778). Filósofo y escritor francés.

47 comentarios:

  1. Este tipo de gente me pone enfeeeerma... desgraciadamente se reproducen que no veas, y creo que en cada comunidad de vecinos hay uno.

    ResponderEliminar
  2. Jajajajajaja. ¡Aquí no hay quien viva!

    ResponderEliminar
  3. jajajaja!! eso os pasa por vivir hacinados....qué afortunada soy de vivir en una casa de pueblo, cada día lo veo más claro. No me vuelvo a la city ni jarta vino, oyes...

    kisses, feliz fin de semana.

    ResponderEliminar
  4. Estás en lo cierto, es un idiota integral ¡¡¡¡¡¡¡¡
    El problema es que uno se contiene, pero las ganas de arrear el hostión no te las quita nadie...bueno, esperaremos siguientes entregas por que éste no descansa ni durmiendo, y la mujer, tampoco hay que dejarla a parte...
    ¡¡¡¡la canción me encanta¡¡¡ Siempre me han gustado Los Ronaldos

    ResponderEliminar
  5. Ya no recuerdo la última vez que asistí a una reunión de vecinos. El año que viene me toca de presi otra vez (el turno aquí es rotatorio-obligatorio) y aunque no me puedo escaquear, voy a pasar olímpicamente. Lo tengo muy claro.

    No hay forma más bochornosa de perder el tiempo que aguantar las neuras de algunos vecinos, pobres hombrecillos a quienes ni en su casa los tienen muy en cuenta y aprovechan para tocar los webs en reuniones donde tienen público garantizado. Bufff, paso.

    ResponderEliminar
  6. Por cierto, la frase de Voltaire: ¡en la diana!

    ResponderEliminar
  7. Hoy te has lucido... Además de hacerme sonreír me has recordado una vez en que también yo olvidé la reunión, y fui a buscar la torre del pc que se me había estropeado y me llamaron que ya estaba. Al aparecer en el portal con la torre en los brazos y ver todo el vecindario reunido, te juro que de no haber llevado la torre me hubiera ido a esperar que acabara todo sentado en un banco, todo para no pasar por el medio de toda esa gente que son mis vecinos.

    Y respecto a los personajes "i"ndefinidos, chico, siempre hay tocahuevos en todas partes. Prottegeos entre los buenos, y pasad de las moscas cojoneras.

    ResponderEliminar
  8. Cada vez que acudo a una de esas "reuniones de vecinos domesticados" me doy cuenta de que al final la serie Aquí, tiene unos guiones muy verificables. También están los que alargan las reuniones para pasar a ser macro-reuniones, ya que les sobra el tiempo y no dudan en gastarlo en joder a los demás. Triste pero cierto amigo.

    Un abrazo!

    ResponderEliminar
  9. El vivo reflejo de todas las comunidades... suerte con I

    ResponderEliminar
  10. siempre hay alguien que da por culo en toda reunión comunitaria, el vecino porculero, el enredante, que parece que no tiene otra cosa mejor que hacer que darle vueltas durante horas a los asuntos más peregrinos. es un personaje-tipo inexcusable en toda junta que se precie. paciencia!

    ResponderEliminar
  11. :) ánimo..."Idiota" es mi canción favorita para pasar los momentos de estrés. De verdad. Prueba a cantarla en voz muy alta. Libera muchísimo, y con suerte el tal "I" te escuchará y todo...:)

    ResponderEliminar
  12. Un calco de la mía, una vez llegaron a las manos porque resulta que se cayeron unos ladrillos y el presi de ese momento llamó a unos a poner una andamio para reparar y acordonó la zona para que no matemos a nadie, en la junta siguiente unos - los de la conspiración - le reprocharon que no pidió permiso para le gasto del andamio y dejan intuir que cobró como una comisión ya que no pidio varios presupuestos, el expresi se indigna diciendo que no había tiempo que perder y que encima la hija de unos de los conspiradores arrancó la cinta que impedía pasar, y alá el padre aludido se le tiró encima para pegarle, alucinante....
    y no hablo más porque ese año me toca presi ya lloró
    Besos

    ResponderEliminar
  13. Yo me niego a ir a esas reuniones, pero mi marido dice que se llaman de todo por cualquier tontería. Qué horror. En todas las comunidades debe haber un i. Un beso.

    ResponderEliminar
  14. ...No lo puedo creer.
    ¿En serio existen ese tipo de vecinos?

    ResponderEliminar
  15. La palabra clave aquí es prejubilado. Esta gente se aburre mucho y luego pasa lo que pasa. Yo lo tengo muy claro, si no existiese el aburrimiento no sucederían la mayoría de las desgracias.

    ResponderEliminar
  16. Todos estos personajes que tan bien has descrito te los encuentra en cualquier escena: el trabajo, la familia, el grupo de amigos o enemigos (según se vea...). Afortunadamente vivo en una casa y en una zona con pocos vecinos, de acuerdo, tengo mis inconvenientes pero no tengo que aguantar a los demás, por otra parte, tampoco los otros me sufren jaja.

    Me agradó mucho esta lectura.
    La bofetada la sentí perfectamente.

    un saludo y gracias por tu visita.

    ResponderEliminar
  17. Es don perfecto, simplemente es "i"diota telodigoalacaratelodigoalacaratelodigoalacaratelodigoalacara...

    ResponderEliminar
  18. Hacía algo que no dejaba mi huella por aquí... Una pena, me gusta este blog! No es peloteo ¿eh?

    Mis vecinos también... tela marinera... Sobre todo los que viven justo abajo, porque son unos hermanos cada cual peor que el anterior. Fíjate que uno de ellos llamó a su hermana "hija de puta" a grito pelado unas 5 veces... En serio, están de la olla fijo.

    ResponderEliminar
  19. Una vez estuve a punto de asistir a una junta de vecinos porque mis padres tenían que currar y tal... Afortunadamente la aplazaron al día siguiente y no fui. ¡Qué 24 horas más chungas! ¡Qué angustia pasé por la noche!:)

    ResponderEliminar
  20. Jajajaja, la reunión de vecinos de donde vivo también es muy divertida de tan surreal, se pelea por todo y por nada. Pero mira, sacudir el mantel o la alfombra por la ventana es muy guarro, no? jejeje, será que lo he entendido perfectamente? Abzones de una vecina muy lejana.

    ResponderEliminar
  21. Jajaja. A mi jefa le acaba de tocar ser presidenta de comunidad y anda a hostias con el antiguo presidente. Se ve que estas cosas pasan en todas las comunidades. Un beso.

    ResponderEliminar
  22. Jajajajajajaja, te felicito por lo bien que lo has descrito.

    ResponderEliminar
  23. Madre mia! Es el guión de una película de miedo. Desde luego hay gente que disfruta creando problemas y tocando los huevos hasta el infinito y más allá.

    ResponderEliminar
  24. Menos mal que arriba de mi borbuja, viven solo unas cuantas abuelas, buen rollo y cada una va a lo suyo. No aguantaria esas reuniones vecinales .. Por lo menos lo has transformado en risa, y eso es un gran logro de tu parte.

    buen sabado

    ResponderEliminar
  25. Por suerte jamás he concurrido a una de esas reuniones, va el dueño del piso, sí me voy enterando de algunas cosas que pasan y que no están tan lejos de lo que has contado!!! A veces se pasan, llegan a violentarse y llegan a los golpes también... no sé, se me ocurre una pesadilla estar en reuniones de esa clase, como enfrentarte a un gran conglomerado de monstruos e idiotas!!!

    La frase de Voltaire, estupenda ;)

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  26. Jaja...real como la vida misma. Me ha encantado la frase.

    ResponderEliminar
  27. Por lo que he ido leyendo en los comentarios, eso parece CreatiBea.

    Alex Palahniuk si tuviéramos que vivir todos juntos, o más juntos, sin duda no.

    Sincopada sí que da envidia vivir en una casa, chalet o similar, aunque hay tipos tan bordes que les molestará tu perro, o que tengas pájaros en tu árbol, y encontrará cualquier excusa para liarla.

    Konoka, gracias por la apreciación, cierto, faltaba Sra- de "i", más sibilina ella. Tranquila, habrá más seguro, pero no llegará la sangre el río, aunque bien pensado, si me busco un buen abogado... :) Un beso para ti y otra ho***a para "i".

    Es cierto raindrop, es cuestión de público, luego en las distancias cortas o en privado son de lo más cobarde.

    ResponderEliminar
  28. Más te habría valido no haber tenido ese día internet Eastriver. :)

    Peter Allman, al final voy a acabar migrando a una cueva.

    ¿Todas M*? ¡Qué triste!.

    raúl la tengo, y algún otro vecino también, sino ya no tendría dientes.

    Descuida Francesca ya se la he cantado, bien lo sabe.

    ResponderEliminar
  29. Uf, Cruela, qué peligro ¿y por qué no te haces Presi de nuestra finca?

    susana ya tengo la solución ¿y si creamos una comunidad llenas de "i"s y nos dejan tranquilos al resto?

    ...vas de coña, Butter. :)

    José Fernández en parte sí, pero la clave no anda muy lejos, está en la propia letra de la canción,... porque nadie se la toca, ni a él ni a su mujer.

    Espero que la bofetada no te haya dolido y vuelvas Esilleviana .

    ResponderEliminar
  30. Cómo son las cosas Álvaro que hasta los niños se dan cuenta. Tranquilo hijo que no le he pegado (no será por falta de ganas). ;)

    Odd Bu,... de la olla sin duda, mejor ni cruzarse con ellos.

    Víctor Hugo... me parece que a la próxima va a ir "i" y su p**a madre. :)

    AMOR ni es siempre ni el mantel está sucio, vale puede que no esté del todo bien pero tampoco es como para llamar a la Policía, digo yo.

    Y yo C., me encantaba.

    ResponderEliminar
  31. Mi Álter Ego tu jefa es una fiera corrupia, cuidadito.

    Gracias Tracy, por lo menos desahoga.

    LoRbAdA así es, disfrutan fuera todo lo que no lo hacen en su casa.

    Aquí encaja a la perfección Mi casa de juguete.

    Cuidado con las abuelas "ALTIVOLANTIS". Arriba tengo dos tiernos abuelos que los fines de semana acogen a todos sus nietos y aquí no hay quien viva. Eso sí, los hijos deben descansar a pierna suelta.

    Por suerte lo de los golpes no lo he visto nunca y espero no verlo, Axis.

    Carmen real no, aseguro la veracidad de los hechos.

    ResponderEliminar
  32. Sergio, de acuerdo, no es para tanto como llamar a la Policía...hay cosas peores. Sin embargo, si no es sempre y si el mantel no está sucio, se puede sacudirlo dentro de la propia casa :-p

    ResponderEliminar
  33. Me rindo AMOR ¿querrías ir a la próxima reunión por mí?

    ResponderEliminar
  34. Creo que, más o menos, todas las reuniones de comunidad acaban siendo "13, Rue del Percebe" y la mayoría de las veces terminan con el mismo deseo final de "acariciar" la carita a más de uno.

    BsoT.

    ResponderEliminar
  35. Jajajajajaja, yo quiero sí! pero sólo si tu vas também, así por fin podré conocerte :)

    ResponderEliminar
  36. Je,je que bueno, parece que siempre tiene que haber un vecino porculero en las juntas vecinales.

    ResponderEliminar
  37. Vera E., surge el cariño y a quien se pone muy "mimoso".

    Mientras no discutas AMOR...

    No creas odiealex, hay más de uno.

    ResponderEliminar
  38. jajajajajaja mira hace tiempo que decidí no volver a esas "reuniones" y es que en las puertas de las mismas debería haber unos letreros como los de los paquetes de los cigarrillos, advirtiendo de los peligros que entraña para la salud (sobretodo psiquica)asistir a las mismas

    apúntate un diez por el relato, otro por la música y otro por la paciencia jajaja
    a voltaire se le olvido añadir que además no tiene cura!!!!!!!!!!

    ResponderEliminar
  39. Nunca había sacado un 30 ¡Qué ilusión, ShaO! :)
    Por cierto, creo que Voltaire también sufrió a sus vecinos, seguro.

    ResponderEliminar
  40. Yo soy inquilino, hecho que me exime de asistir a tales reuniones, pero estoy seguro que algún día me tocará.


    M. Muñoz era el individuo "i" de los pisos dónde viví con mis padres, aunque yo le subiría la categoría a "G" ( con mayúscula).


    Te felicito por el post, has convertido un "hecho infame" en una anécdota graciosa.

    Espero que "i" se calme, y se tome el resto de su ociosa vida de otra forma...Igual hasta te ha leído y ha bailado esta tonada de los Ronaldos ;)

    UN saludo

    ResponderEliminar
  41. "i" no creo que me hay leído, no lo hago cercano a ningún ejercicio intelectual, pero muy a gusto le canto la canción ¿te apuntas al coro Paloma Polaca?

    ResponderEliminar
  42. Por qué no?

    Idiotaaa!!!

    (Aunque no se lo decimos a la cara).

    Je je

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  43. Te ha faltado hacer la ola Paloma Polaca.
    :)

    ResponderEliminar
  44. Aquí me tienes, agradecida de haber llegado. ¿Sabes cuantos años me llevo escaqueando de esas reuniones? ... ya ni me acuerdo, mi sistema nervioso es muy delicado y he de llevarlo en palmitas...
    Muy mal hecho, me consta, como lo de tus migas, pero qué se le va a hacer ¿no comer pan? Bss y felices días.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. emejota he enmendado, sigo comiendo pan pero las migas del mantel las sacudo con cuidado en el cubo de la basura y barro las que no se cuelan, aunque tampoco era para tanto... en fin, pelillos a la mar.
      :)

      Eliminar

¿Decías...?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...