Presentación del blog

Sencillamente un espacio terapéutico donde reflexionar, debatir y compartir con cierta ironía, y a quien le pueda interesar, mi percepción de la vida a través de reflexiones al más puro estilo personal, aderezadas con buena música -y letra traducida, a veces de forma libre-. Nada o todo de lo aquí publicado responde a la casualidad, ...¿O sí?. Las casualidades NO Existen.

Seguidores

Temas principales

´00 ´10 ´20 ´40 ´50 ´60 ´70 ´80 ´90 abstracto Acid Jazz acrílico Actualidad Acuarela Alberto Vargas Album conceptual Alvaro amapolas Amor ángel Anglada Camarasa Aniversarios Antonio de Felipe Anuario año nuevo apunte Argelia Arte Avedon Barbas Barceló Batallitas Belleza beso Billy Wilder Blake Edwards Blues Bossa Britpop BSO C.N.M.V. Cáncer Carmen Chema Madoz Chiste Cielo Cine Circo Clásica Club 27 Colaboraciones Colores Cómicos Conciertos Coreografía Cracks Cumpleaños Curiosidades Da Vinci Dalí Dance Demonios Denuncia Deporte Derechos Desamor Dibujo Dios Disco Discurso Drácula Drogas Duetos Edgar Allan Poe Educación Einstein El Bosco El día de... El Principito Electrónica Emilio Duró Eros Exposición Fallas fashion Felicidad Flamenco Folk Foto Fotografía Funk Gente Gif Grammy Grunge Guitarrísima Halloween Heavy Helmut Newton Herb Ritts Hijos Hip-Hop homonimosong Ignorancia Impresionismo Indie Intrablogs Jazz Joan Miró Johnny Colt La Biblia Lachapelle Leibovitz lencería Literatura Lovesong Luna madre Magnum Man Ray Mandela Manu Brabo mar Marilyn Monroe Mario Testino Mascletà Matthew Rolston Medio Ambiente MEME Mierda monstruos Muerte Mujer Musical Navidad necrológica negocios nude NYC Oleo Ópera Óscar Paz Pecado Peloempuntasongs Periodismo Picasso Pin-Ups Plagio Poesía Polémica política Positivismo prejuicios Premios primicia Psicología Publicidad Pulitzer Punk racismo rarezas Reflexiones Relato Religión Remember Reto Risas Rn´B Saint-Exupéry Salgado San Valentín Santos Inocentes Saramago SDR´R Sexo Ska SM Sol Solidaridad Soul Spain Striptease Subasta sueños suerte supergrupo Surrealismo Tecno The Wall Tiempo toros trabajo Tren Tv Valencia Van Gogh verano Versus vida Videhortera videoclips gloriosos videorpresa Voces yo

martes, 6 de septiembre de 2011

Una puta máquina

Hoy he vuelto al gimnasio...
Sí, dicho así puede parecer un acto vulgar, común y cotidiano pero sin embargo se trata de un absoluto gesto heroico, toda una proeza considerando la reciente vuelta de vacaciones donde aquellos buenos propósitos hicieron agua, nunca mejor dicho. Las rutinas de entrenamiento y puesta en forma pretendidos, el "voy a aprovechar para hacer ejercicio", ha convertido sin embargo a la persecución de cangrejos en playa de roca en la actividad más intensa que cuerpo humano pueda practicar, presentando acrobacias y vigor inigualables. No hubo mucho más.

A lo hecho, pecho (o barriga, según se mire), así que la reentré ahora no puede ni debe venir exclusivamente cargada de nuevas y nobles intenciones sino de actos, así que este mediodía he estrenado el mes con una flamante clase de spinning.
Y ahí estaba yo, silencioso, disciplinado, con el tiempo justo para empezar la clase, expectante de mis propias posibilidades, animado y orgulloso por partida doble al haber vencido la tentación de comerme un Chivito enfrente de la oficina y de encontrarme dentro de la clase con mi vestuario deportivo, gama estándar, subido a la bici y dispuesto a dejarme la piel.

Lance Armstrong by Annie Leibovitz
... y ahí estaba él, subido a la tarima, dispuesto a dirigir la clase. Un androide de última generación perfectamente camuflado con su impecable equipamiento deportivo fabricado con tejidos técnicos y sin mostrar arruga o bulto alguno. Ha procurado mostrar apariencia humana bajo el sobrenombre de "Josemi" y su continua sonrisa, pero a mí no ha logrado engañarme.

La clase se ha iniciado discreta, ofreciendo confianza, para poco a poco cobrar magnitud, precisando de más y más energía, con la música sonando cada vez más alta, la luz cada vez más tenue y el ritmo machacón retumbando mis fallidas neuronas que intentaban concentrarse en las confusas instrucciones del autómata deportivo: "¡Venga, sólo quedan 6 montañas!", y yo con con la lengua fuera en la segunda; "Notar la brisa del aire en la cara en el descenso...", ¿pero qué descenso?, a mí que era incapaz de sentir el aire acondicionado de la sala; "¡Más carga!, ¡más,... más!", "¡Arriba, bajo del sillín!" (¿?, imprecisión total), y todo eso creciéndose cada vez más, voz en grito, con tan solo un leve brillo en la piel, y lo que es peor... sonriendo.
"Si no os ponéis carga, no estáis trabajando, ¡mínimo 80%!", gritaba -cuando el 80% de nada es nada-, dato del que no me daba por aludido observadas algunas caras que compartían dolor, salvo algún otro androide confundido entre el resto. Y sonreía, y gritaba en los cambios del "chunda, chunda" exigiendo mayor sobreesfuerzo, supongo que para captar nuestra energía y anular nuestra voluntad, a lo que yo verificaba con el pulsómetro que al indicar muchas cifras, al menos confirmaba que seguía vivo, aunque un baño en sudor, ya no oír ni sentir las piernas, sólo ver luces de colores y otros síntomas extraños, podían indicar que ya no lo estaba.

Al final de la clase nos ha aplaudido, gesto que han podido seguir los de su especie, aparentemente sudado y animando a próximas clases, y como no, ...sonriendo.
Yo me he vuelto satisfecho hacia las duchas, más complacido si cabe tras comprobar que en ese inmenso charco que se distinguía bajo mi bici no estaba todo mi yo, y que no me estaba viendo a mí mismo desde arriba. Seguía vivo, aunque sin sonreír.

Ya apoyado con la frente en la ducha y con el pulsómetro aproximándome a la centena, he logrado volver en mí y, recuperada parte de la razón, he decidido que voy a hablar con la dirección del gimnasio muy seriamente:
Esto es engañar al personal, ¡Menos propaganda, yo no soy una puta máquina!

Propaganda. "P-Machinery" (A Secret Wish, 1985)

(...)
Motor...
Poder... fuerza... movimiento... conducir
Propaganda.

Andamos en fila sobre tristes carriles
Un flujo tranquilo pero constante
Acompañados por comandos en voz alta
nuestra fuerza se agota.

(Estribillo):
Otra esperanza alimenta otro sueño
otra verdad instalada en la máquina
Un deseo secreto, el matrimonio de las mentiras
hoy se hace realidad lo que el sentido común niega.

Las ruedas giratorias del destino encienden las luces de la ciudad
las máquinas hacen venir a los lejanos seguidores que están fueren en la noche
la llamada de las máquinas se ahoga en el vapor

(Estribillo)

La llamada de las máquinas se ahoga en el vapor
Andamos en fila sobre tristes carriles
un flujo tranquilo pero constante
Nuestra fuerza se agota.

Otra esperanza,
otro sueño,
otra verdad
instalada en la máquina,
instalada en la máquina.


................
"Las tres leyes de la robótica son:
1. Un robot no puede dañar a un ser humano ni, por inacción, permitir que un ser humano sufra daño.
2. Un robot debe obedecer las órdenes dadas por los seres humanos excepto cuando tales órdenes entren en conflicto con la Primera Ley.
3. Un robot debe proteger su propia existencia hasta donde esta protección no entre en conflicto con la Primera o Segunda Ley."
Isaac Asimov (1920-1992). Escritor de ciencia ficción.
................

Visto lo visto, y sudado lo sudado, estoy en disposición de afirmar que el corolario citado anteriormente es completamente falso.
Fin de la transmisión | (...tut)

56 comentarios:

  1. Joder, si es que dan una caña a veces, pero aunque no seas una puta máquina eres un maquinón por aguantar esa clase.

    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Recuerdo la vez que fui a una de esas. Por probar, dije, ya que era gratis. Y lo gratis siempre llama... Y qué mal lo pasé. Yo con mi pelo liso acabé con unos rizos enormes que ya los quisieran muchos. Los cristales y espejos de la sala empañados.

    Vaya con estas clases.

    P.D: Yo no puedo resistirme a un Chivito. Joder, ahora me ha entrado mono de uno... Jiji.

    Besotes.

    ResponderEliminar
  3. JA ja ja. Hay que tener valor para aguantar las ligeras insinuaciones de un tutor de esa catadura, rodeado de efluvios y olores no deseados. AL menos la persecución de cangrejos en playa de roca, tiene un fin legítimo, pero pedalear inconscientemente sin moverse del sitio, bajo una lluvia de sonidos atronadores, pues no le veo yo el aquel.
    Que te recuperes!.

    ResponderEliminar
  4. jajaja muy buena Sergio, y admiro tu esfuerzo. Yo me apunté en julio, y fuí varias veces, sin abusar, para ir cogiendo rutina, en agosto corté, no era plan con las vacaciones y en septiembre, aún no he encontrado el momento de volver....pero lo haré....jo si me ha entrado hasta remordimientos después de leerte!!
    Ya te contaré.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Si aguantantes una ya las demás serán más llevaderas, todo es cuestión de incorporarlo a la rutina!!!
    Esas leyes de la robótica me recordaron la peli Yo, Robot con Will Smith
    En cuanto a la música, porque me gusta tu blog y para escuchar "cosas nuevas"
    Besitos,
    desde las alturas

    ResponderEliminar
  6. Órale, mucha suerte. Se volverá un hábito luego de 21 días :D O así dicen los estudiosos. Saludos!

    ResponderEliminar
  7. Esas clases de gimnasios en las que ponen música máquina son terribles. Me acuerdo cuando hace muuuuuuuchos años me apunté a uno para acompañar a mi hermano... ¡Salía más estresado que cuando entraba!XD

    ResponderEliminar
  8. Qué bueno, qué risas me he echado XDD. Y no sé de qué me río, que el 18 vuelvo a mi casa y con ello a las caminatas de horas , a la dieta de espaguetti sin nada y a la wii (estoy en crisis y no me da pa gimnasios a los que por cierto luego no voy, que me conozco). En cualquier caso, perseguir cangrejos de roca no me parece ninguna tontería, y seguramente eso te ha hecho lograr subir con fuerza dos “montañas” de esas. Yo creo que a los 4 minutos de spinning me hubiese dado un amago de infarto (4 minutos tirando largo). En fin, lo dicho, que felices agujetas. XD

    ResponderEliminar
  9. También usado en los exorcismos...

    "Crux Sancta Sit Mihi Lux,
    Non Draco Sit Mihi Dux.
    Vade Retro Satana
    Numquam Suade Mihi Vana
    Sunt Mala Quae Libas,
    Ipse Venena Bibas."

    y en cristiano:

    La Santa Cruz sea mi luz,
    no sea el dragón mi señor.
    ¡Apártate, Satanás!
    nunca me atraigas con engaños,
    maldad es tu carnada,
    bebe tu propio veneno.

    Tu cordura ha sobrevivido al charco ... no te la pierdas.

    Saludos

    ResponderEliminar
  10. ... a los 20 dejé mis clases de balet contemporáneo... toda una vida de sacrificio que desapareció de mi cuerpo en menos de 6 meses, ni rastro!!!!!!!!
    hazme caso, no hay nada más desagradecido y cansado que el deporte, jajajajaja, según mis libros de medicina natural sana y equilibrada, el mejor ejercicio es pasear 20 minutitos diarios!

    pues eso...

    un saludito

    ResponderEliminar
  11. Estoy convencido de 2 cosas con respecto a las clases de Spinning:

    1. Que a más de uno le ha tenido que dar un infarto.

    2. Toda esa actividad frenética que desarrollan los monitores no puede estar generada por sustancias "sanas", por así decirlo.

    Nos leeemos.

    ResponderEliminar
  12. jajaja. bendito gimnasio...
    ays... los estragos del verano...

    ResponderEliminar
  13. antes di que tu disciplina se desperto antes... y no hasta enero... :P

    ResponderEliminar
  14. Pero hombre, eres un Héroe! De solo leer tu relato he quedado agotada! Definitivamente esas disciplinas no son para mí! Fue como descender al Infierno y sobrevivir al intento!
    Me has hecho matar de la risa!
    Te dejo un saludo enorme desde Buenos Aires!

    ResponderEliminar
  15. alguien que no haya pisado un gimnasio (y hasta que sí lo haya pisado) y viese una clase de éstas bien podría pensar que se trata de una secta con gurú (imbuido por sus dioses of course) al mando

    ResponderEliminar
  16. Ja ja ja ja,mira que me he reído de lo lindo...
    Tu caíste en sus garras por lo que veo.
    Yo en un ataque de ¡"no aguanto más con este cuerpo"!,me propuse ir al gimnasio,y la tentación fué tan fuerte que subí a una de esas malditas bicis,pero nada más haber puesto mis nalgas en el sillín y ver el panorama...,con todos esos cuerpos musculosos, la música ¡zumba que zumba! ,y ver que la cosa iba en serio,me bajé y me dije:
    -¡que os den..!
    Heché un vistazo a mi cuerpo serrano..., y me vi ¡genial!,
    así que hasta hoy...
    ya que para modelo no voy.

    Un saludo.

    ResponderEliminar
  17. Ni falta que te hace, ser una puta máquina no mola, al menos no en este sentido.

    Hay deportes mucho más gratificantes, por ahí comentaban lo de pasear, el levantamiento de botella también mola, y el mejor, sin duda: el que te hace volar :p

    ResponderEliminar
  18. No cuentas lo del corazón que parece que vaya a explotar dentro del pecho, la falta de aire en los pulmones que parece que esté agotado en la sala, lo que sí es común es el androide joputa que dice que arriba, que más fuerte, que se ponga una marcha más dura, XDXDXD, no quiero ni acordarme...

    Suerte

    besines
    L;)

    ResponderEliminar
  19. Estas prácticas tan excesivas nunca me han parecido sanas.... pero me he reido un montón.
    Me gusta mucho más lo de los cangrejos; y si para llegar a las rocas te tuviste que dar un paseo por la playa y luego un baño pa la caló pues ya eres un atleta de triatlón por lo menos....
    Besos

    ResponderEliminar
  20. jajajaj! Si hasta me he agotado leyéndote!!! Yo me quedo con mi yoga que aunque no lo parezca prodice muchas agujetas pero al menos durante la clase uno no teme perder el conocimiento!!

    Saludos

    ResponderEliminar
  21. Uff, uff! ¡Qué agotamiento madre mía! Y qué miedo! Con el comienzo de la uni estoy a punto de apuntarme a un gym para hacer un poquito de todo: máquinas, natación y alguna que otra clase, sobre todo continuar con el Pilates que tan bien hace a mi espalda y me había llamado la atención el Spinning.

    Pero visto lo visto...Tengo miedo mamá :S.

    P.D.: Eso no tiene que ser sano, ¿eh?...

    ResponderEliminar
  22. jajajajajaja qué risas con esa sesión de gim. Estava pensando en apuntarme a esas clases também, quizás riéndome tanto así con vos, el abdomen va a quedar durito durito. Pero aun prefiero a mi bici que vuela...

    ResponderEliminar
  23. Jejeje...como me he reido, menos mal que siempre te quedará el buen humor.
    Por cierto, dices que no eres una maquina, sin embargo has empezado commo los campeones!...mira que yo he hecho y sigo haciendo deporte, y la primera vez que me metí en una sesión de spinning vi estrellitas!
    No desanimes campeón!...dentro de dos o tres sesiones más te escapas del pelotón!

    ResponderEliminar
  24. Te entiendo, mi monitor del gimnasio da mucho asco también

    Besicos

    ResponderEliminar
  25. ¿la puta máquina instructora se llamaba "josemi"? vamosnomejodas, "héctor" o "víctor" como mínimo!! eres un valiente sergio, no me meto yo a una cosa de esas ni harto de vino. y qué buenos eran propaganda, oye.

    ResponderEliminar
  26. La primera toma de contacto con el gimnasio no parece que te haya hecho mucha gracia (por cierto tu narración si me lo ha resultado).

    Creo que esos paseos virtuales van aportar más de un post en breve. Te animo a que nos sigas contando tus andazas por ese extraño planeta que es un gimnasio.

    ResponderEliminar
  27. Seu post relembrou-me da necessidade urgente de me inscrever numa academia! rsrsrs
    Beijos!

    ResponderEliminar
  28. Verdaderamente has tenido un annus horribilis: primero el gordo del avión, ahora el coacher mucho más duro que Leticia Sabater. Pobrecito. Me has abierto el apetito. Esta noche me haré una tortilla de patatas, sí señor.

    ResponderEliminar
  29. jaa Yo caería muerta a los primeros 4 minutos, ¿qué digo? en los primeros 60 segundos....besos

    ResponderEliminar
  30. Me queda claro que jamás haré una clase de spinning.
    Siempre he pensado que sería incapaz, y leído lo leído, ahora sé que no aguantaría ni cinco minutos.
    Pero bueno, tú estás acostumbrado; es lo que tiene el veranito...jajaja; me he reído mucho con lo que nos cuentas.. pero ánimo que yo volví al gimnasio hace dos días, me han cambiado la profe de PIlates, y ¡ menuda animal¡¡¡¡¡ ; tengo unas agujetas que me muero¡¡¡¡
    Pero ésta era muy sutil..no dio gritos, ni siquiera puso música, pero cada vez que complicaba un ejercicio le salía una risita malévola (que no podía aguantar) viéndonos sufrir de esa manera;
    y la cabrona se pasó así toda la clase;

    Todos los comienzos son duros, pero luego llega la recompensa...

    Y ya no me enrollo más, bona nit
    y ánimo ( que no decaiga eh¡¡ y cuidado con los chivitos )

    Beso K.

    ResponderEliminar
  31. Ana Pepinillo, ¿eso de maquinón es por mi barriga?

    Ene nunca cambies un chivito por una clase gratuita de spinning, o ni aunque te paguen.

    José Núñez de Cela estoy en ello, de momento como Rambo... ¡No siento las piernas!.

    Carmela no tengas remordimientos. Pudiendo ir desde principios de la semana pasada volví ayer. Ánimo, ¡Que la fuerza te acompañe!.

    CaroNu, creo que es de las pocas cosas que la rutina convierte en llevaderas.

    Dicen que el hábito no hace al monje ❝ ☆¸.•*ηaηa*`•.¸☆ ❞, así que ni en 21 ni en 2100 días lograré el nivel del androide malévolo.

    Pues no creas Víctor Hugo., si no consigues desmayarte antes puedes llegar a relajarte al finall

    ResponderEliminar
  32. Que palizón! como dice Raúl eres un valiente.
    Es de infarto, solo de leer tu clase ya me tiene agotada el spinning.
    Cuando alguna vez he conseguido traspasar la puerta de un gimnasio ( soy alérgica) me he quedado mirando a los que hacen spinning como el que ve un espectáculo o una proeza...Felicidades!! jijiji

    ResponderEliminar
  33. Una que yo me sé me has recordado cuando compramos la wii con el WiiSports, a los días tuve agujetas de jugar al "tenis". MandaWiis.

    "ALTIVOLANTIS" me acabas de acojonar. :S

    No me digas eso maria oliver ¿después de tanto esfuerzo me quedaré como cuando llegue?... Un chivito y una de bravas, por favor!!!

    No pongo en duda ninguno de tus dos argumentos, acertados sin duda, más todavía de alguien que se hace llamar Pedalier.

    Estragos es poco No.me.pises.que.llevo.chanclas. , una media de Kg por semana. No digo más.

    Jo, antes se despierta mi disciplina que yo mismo, fíjate como están las cosas.

    No soy un héroe sino un SuperEhore, así que tranquila Bee Borjas, sobrevivirás, yo no mato a nadie, ni siquiera de risa.

    Están todos medio locos Carmen.

    ResponderEliminar
  34. Mi cuerpo no es tan serrano El canto de la luna, más bien J.York.

    Lobo de Bar ahora que lo mentas hay clases que con esa música y las luces no sabes si bajarte de la bici y pedirte un gintonic, sería una nueva modalidad deportiva. En lo de volar, mola, y me esmero todo lo que puedo, aunque en este sentido estaría feo que me calificara de máquina, ni debo. :P

    Es que si lo cuento todo el personal no se apunta, L.P. :)

    Para que luego digan que el deporte es salud, Alex B. Lo que sí es salud es un arroz con cangrejos.

    No sabría decir que parecido tiene el yoga con el pilates deWitt, pero de este último también tengo experiencia reciente, a ver si lo cuento pronto.

    Mira a MDoc, hablando de pilates. Pues mis agujetas han sido más duras por el pilates que por spinning, aunque no lo parezca.

    ¿eres bruja o perdigues a E.T. Silencio? :)

    Pelotón no sé, pero pelotazo el que llevo cuando acaba la clase pikina. Tú ya sabes que lo mío es el dancing. :)

    ResponderEliminar
  35. Dios sólo con leerte ya me siento cansada...
    Yo tengo que volver ahora pero me da miedo de mi androide particular que no mide más de metro y medio pero que es muy gritona...

    ResponderEliminar
  36. ¿También tienes un monitor androide Belén?

    Cómo lo oyes raúl, esa P-Máquina se llamaba Josemi en lugar de C3PO o Kit319, un fraude, no lo que nos ofrece Propaganda.

    Si que es un extraño planeta Paloma Polaca ese de los gimnasios, lleno de seres sin pelo y con grupos musculares que no reconozco. Seguiré informando...

    Peônia, pues eso. :)

    Marta D., ¿que dices que tengo el culo feo?, pues ahora no me tomo la tortilla de patatas, tendré que resignarme por la dieta Duncan.

    Entonces pídete un chivito Winnie0.

    No creas Luisa, tampoco es para tanto. No solo hay héroes, hasta puede entrar algún SuperEhore.

    ¿Monitora sonriente Konoka?, estás ante otra P-Robot, sal corriendo, por que para derrotarte a tí a pilates que tu sí eres máquina. No me tires de la lengua, no me tires de la lengua...

    ResponderEliminar
  37. Cuidado con los metroypico El-la, que son los que más mala leche tienen.

    ResponderEliminar
  38. Pero Sergio, ¿a quien se le ocurre empezar por el spinning? Lo suyo es ir poquito a poco: el primer día la cafetería (para ir metiéndote en ambiente), el segundo la sauna, el tercero quizas un poco de pesas (no más de dos minutos), y así hasta que el día 89 o 90 puedas afrontar la clase de spinning (teniendo en cuenta que los días no tienen que ser consecutivos).
    Pero tú, ea, al spinning.
    Conclusión: eres realmente un superhéroe por aguantarlo!!!
    Me gusta tu blog, me quedo por aquí;)
    Besos!

    ResponderEliminar
  39. Vale Lili, hoy empezaré pues con un programa progresivo en el gimnasio: mi iré al jacuzzi. Gracias por tus consejos, y por seguirme.

    ResponderEliminar
  40. Nada, a pesar de vuestras recomendaciones y comentarios ahí he vuelto a estar hoy, preocupado por un instante al verme a mi mismo entre tinieblas dirigiéndome a las luces de colores. Por fortuna sólo era un espejo.
    ...En fin, que no aprendo.
    (y sin chivito)

    ResponderEliminar
  41. jajaja, así me sentí yo el lunes, a mi vuelta a bodycombact, hoy ya respiro y consigo sonreir

    ResponderEliminar
  42. Paqui yo sonreír poco, reírme de mí, un rato.

    ResponderEliminar
  43. Eso es una barbaridad, hombre de dios.
    Pa matarnos.

    ResponderEliminar
  44. Me reafirmas en mi decisión de quedarme en casa con la Wii, me grita una máquina, pero sé que lo es ;)

    Ánimo.

    ResponderEliminar
  45. tranqui ... no lo sé de memoria ni tampoco lo he usado nunca ..estaba en la wiki...
    .)

    ResponderEliminar
  46. Elèna Casero intentaré no morir en el intento.

    Pilar la ignorancia es la mejor defensa, igual hasta la wii se calla.

    Uf, me tranquilizas "ALTIVOLANTIS", si es que a vecesla wiki la carga el diablo.

    ResponderEliminar
  47. Sergio, más bien un cruce de bruja con E.t...qué cosa linda eh, qué cosa loca...
    abzs.

    ResponderEliminar
  48. Luego dicen que en Pilates ni sudas, ni tienes agujetas ni nada...JÁ! Que lo prueben xD

    ResponderEliminar
  49. Jajaja, te he visto, ahí, en la bici, y no he podido parar de reír, lo siento.

    ResponderEliminar
  50. ...y además de resultar un ser curioso, Silencio, cantas bossanovas.

    Ay MDoc, pronto contaré mi experiencia con el pilates y mi grado de elasticidad.

    aina, no vale reírse de puertas hacia fuera. Tú pasa y luego me lo cuentas.

    ResponderEliminar
  51. Pasó cada día por la calle donde está mi gimnasio, está de obras, no se cuando empezaré mi rutina, el medico me aconsejó que fuera al gimnasio, pero no me dijo a que’, yo de momento leo el periódico y me sonrío, cuando veo a los súper hombres.

    Me gusta, lo que escribes, un saludo.

    ResponderEliminar
  52. ÁFRICA gracias por el cumplido. Por cierto, sigue con esa rutina de entrenamiento, así no se sufre de agujetas.

    ResponderEliminar
  53. ajajajajaj!!!!! un 'androide camuflado' que bueno por favor! pero es que es así...
    Yo no voy a una clase de esas ni aunque me paguen!

    Besos
    P.D. espero ya estés recuperado del todo...

    ResponderEliminar
  54. Mariona no me engañes, que si te pagan sí que vas.
    :D

    ResponderEliminar
  55. Bueenooo, depende del precio! pero elevado, claro!

    besitos! ;)

    ResponderEliminar

¿Decías...?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...