Presentación del blog

Sencillamente un espacio terapéutico donde reflexionar, debatir y compartir con cierta ironía, y a quien le pueda interesar, mi percepción de la vida a través de reflexiones al más puro estilo personal, aderezadas con buena música -y letra traducida, a veces de forma libre-. Nada o todo de lo aquí publicado responde a la casualidad, ...¿O sí?. Las casualidades NO Existen.

Seguidores

Temas principales

´00 ´10 ´20 ´40 ´50 ´60 ´70 ´80 ´90 abstracto Acid Jazz acrílico Actualidad Acuarela Alberto Vargas Album conceptual Alvaro amapolas Amor ángel Anglada Camarasa Aniversarios Antonio de Felipe Anuario año nuevo apunte Argelia Arte Avedon Barbas Barceló Batallitas Belleza beso Billy Wilder Blake Edwards Blues Bossa Britpop BSO C.N.M.V. Cáncer Carmen Chema Madoz Chiste Cielo Cine Circo Clásica Club 27 Colaboraciones Colores Cómicos Conciertos Coreografía Cracks Cumpleaños Curiosidades Da Vinci Dalí Dance Demonios Denuncia Deporte Derechos Desamor Dibujo Dios Disco Discurso Drácula Drogas Duetos Edgar Allan Poe Educación Einstein El Bosco El día de... El Principito Electrónica Emilio Duró Eros Exposición Fallas fashion Felicidad Flamenco Folk Foto Fotografía Funk Gente Gif Grammy Grunge Guitarrísima Halloween Heavy Helmut Newton Herb Ritts Hijos Hip-Hop homonimosong Ignorancia Impresionismo Indie Intrablogs Jazz Joan Miró Johnny Colt La Biblia Lachapelle Leibovitz lencería Literatura Lovesong Luna madre Magnum Man Ray Mandela Manu Brabo mar Marilyn Monroe Mario Testino Mascletà Matthew Rolston Medio Ambiente MEME Mierda monstruos Muerte Mujer Musical Navidad necrológica negocios nude NYC Oleo Ópera Óscar Paz Pecado Peloempuntasongs Periodismo Picasso Pin-Ups Plagio Poesía Polémica política Positivismo prejuicios Premios primicia Psicología Publicidad Pulitzer Punk racismo rarezas Reflexiones Relato Religión Remember Reto Risas Rn´B Saint-Exupéry San Valentín Santos Inocentes Saramago SDR´R Sexo Ska SM Sol Solidaridad Soul Spain Striptease Subasta sueños suerte supergrupo Surrealismo Tecno The Wall Tiempo toros trabajo Tren Tv Valencia Van Gogh verano Versus vida Videhortera videoclips gloriosos videorpresa Voces yo

martes, 31 de enero de 2012

De ley

“Es absolutamente necesario decir al abogado toda la verdad, con franqueza y sin ocultarle nada, para que la enrede sin perder tiempo”
Alessandro Manzoni (1785-1873). Escritor italiano.

A propósito de diversos juicios de gran repercusión mediática que en la historia reciente de España han acontecido, lo están, o en breve se celebrarán, me cuestionaba mi capacidad -la mía propia, no la de un tercero- y no sólo moral sino fundamentalmente técnica, como para formar parte de la deliberación del mismo y decidir o influir en su resultado siendo imparcial, justo, ecuánime, y sobre todo, ajustándome fielmente a derecho y la causa que se juzga. Me planteo por un momento mi comportamiento formando parte de un jurado popular.

A ver, pongamos por ejemplo y citaré algún nombre como el de la malparada y jamás encontrada Marta del Castillo, caso en que no sé si los abogados de los distintos imputados fueron los que les aconsejaron en la estrategia de exposiciones y confesiones que acabó siendo una cruel burla y desde luego cualquier cosa menos una colaboración con la justicia. Me resulta extraño creer que la coordinación en sus declaraciones fuera espontánea y con tal nivel de acierto para con el objetivo propuesto: salir absueltos. ¿Cómo actuar de forma sosegada, disciplinada y arbitraria sin alterarse por todo lo ocurrido durante su desarrollo?. La acusación solicitaba ser juzgados por un jurado popular, cosa que no resultó ser. ¿Las sentencias habrían sido distintas?, estoy convencido... sí.

Más. Delicada confección la del caso que implican a Camps y Costa en un delito de cohecho impropio por haber aceptado supuestamente unos trajes de regalo de los que no se pudo probar fehacientemente su entrega, ni su compra, ni su pago, ni nada por ninguna de las partes, aunque sí se pudo escuchar otra información y datos que definen de qué pasta está hecho cada cual, pero no el caso estricto de las prendas que es lo que se juzga y de lo que hablamos. No voy a entrar en valoraciones políticas ni en opiniones partidistas a favor o en contra, ya hay mucho escrito sobre ello -y lo que te rondaré morena- con mejor o peor criterio, agudizando según interesa a cada parte y con la dosis adecuada de veneno. Filias y fobias, afinidades o antipatías, las mismas que debían tener los componentes del jurado que determinó el veredicto: no culpables.

Abundemos en otros ejemplos. El supermagistrado Baltasar Garzón con diversas causas abiertas, lo que pueda venir del Yernísimo Duqué D. Iñaki Undargarín, cualquier supuesta imputación por corrupción de Pepiño Blanco, a Millet, los EREs falsos en Andalucía, y etc, etc, etc y etc. Todos ellos hasta sentencia en firme son presuntos de, y una vez emitida ésta serán lo que ahí se determine, debiéndola asumir y admitir, guste o no, aunque siempre parece existir un juicio paralelo cuya celebración acaba teniendo un veredicto final y universal, una sentencia pública y popular que parece ser la aceptada y realmente válida por casi todos, aunque sin condenas ni gracias.

No debato la imparcialidad de la Justicia, no cuestiono si todos somos iguales ante ella, pero sí pongo en entredicho el ejercicio de un Tribunal Popular, su conveniencia y sus limitaciones, la falta de criterio, el desconocimiento de tecnicismos, la imparcialidad, saber examinar detenidamente las pruebas discriminando las que son válidas de las que no, descartar las que lo parecen y no considerarlas, la incapacidad para argumentar su decisión en base a la ley. ¿Somos realmente capaces de juzgar exclusivamente un hecho sin vernos afectados por sensaciones, sentimientos ni contaminaciones? yo desde luego no me veo en ese papel y tengo más que serias dudas, prefiero dejarlo en manos de abogados, fiscales, todas sus estrategias y artimañas y la decisión final de un juez, pues ahí están ellos, para cuestionarlo, exprimirlo, interpretarlo, darle la vuelta y deliberar, personas corrientes y molientes como el resto de mortales pero profesionales de la justicia al fin de al cabo, ya que nada es absolutamente verdad ni mentira, ni siquiera lo que está escrito y supuestamente es Ley. Este ha sido mi fallo, aunque admite recurso.


The Clash. "I fought the Law" (The Cost of Living EP, 1979)

(...)
Partiendo rocas al calor del sol
Luché contra la ley y la ley ganó [2x]
Necesitaba dinero porque no tenia nada
Luché contra la ley y la ley ganó [2x]

Abandoné a mi chica y me siento tan mal
supongo que mi baza es huir
ella es la mejor mujer que jamás he tenido
Luché contra la ley y la ley ganó
Luché contra la ley y la ley...

Robando a la gente con un revolver
Luché contra la ley y la ley ganó [2x]
Perdí a mi mujer y perdí mi diversión
Luché contra la ley y la ley ganó [2x]

Luché contra la ley y la ley ganó [7x]
Luché contra la ley y la ley...


.....................
DENUNCIA DE LOS LETRADOS Lc 20,45-47.
45 Delante de todo el pueblo que lo escuchaba dijo a sus discípulos:
46 -¡Atención con los letrados!, esos que gustan de pasearse con sus vestiduras y son amigos de que les hagan reverencias por la calle, de los primeros asientos en la sinagoga y de los primeros puestos en los banquetes;
47 los que se comen los hogares de las viudas con pretexto de largos rezos. Esos tales recibirán una sentencia muy severa.
Evangelios de Lucas. Nuevo Testamento (370 d.c.).

37 comentarios:

  1. No quisiera yo teniéndome que ver juzgando nada ni nadie (con todas sus consecuencias). A pesar de que algunas personas aspiramos a la separación de poderes se ha pasado por épocas bochornosas. Hay un historiador que se dedicó a interpretar las sentencias de los trienios decimonónicos según quien gobernaba y siempre coincidía con la defenestración sistemática de los principios de Montesquieu. Es repugnante ver mezclados el legislativo y el ejecutivo.
    Luego están los querulantes o gente que sea por lucrarse o por llamar una atención que nunca merecieron se meten en pleitos fantasmagóricos que cargan la justicia de legajos absurdos e innecesarios. Te pueden llevar a juicio por que tu hijo de 5 años tira a la piscina a otro. Y los famosos siempre están en los tribunales.
    Ya se dice que la peor maldición gitana es "pleitos tengas y los ganes". Aún ganándolos te emponzoñan.
    No me alargo más.

    ResponderEliminar
  2. Yo no me veo capaz tampoco de juzgar y, por favor, que nunca me encuentre en situación de ser juzgada porque NO CREO en la justicia terrenal. Para nada. Tema muy interesante, el que has tocado hoy.

    ResponderEliminar
  3. Confieso que me gustaría, por experiencia mía propia. Pero comprendo que es muy dificil ser objetivo, queramos o no estamos contaminados. Besos.

    ResponderEliminar
  4. Dificil la imparcialidad, pero no imposible.
    Yo cada vez menos me creo en la sociedad tal como está en este momento.Veo manipulación por todas partes y la sensación de que cada uno quiere salir conla suya, caiga quién caiga .Creo que la base esta en los valores que se han olvidado, o vendido, por camino...Cada vez más me guardo en mi borbuja, con cara de asombro delante del teatro surrealista que se va desarrollando delante de mi.

    ResponderEliminar
  5. No te pierdas a Obama cantando Let's stay together y a López Aguilar tocando la guitarrita a ZP. ¿Se están buscando la vida o es una nueva confusión de géneros?

    ResponderEliminar
  6. el "fallo" del jurado, ya se curan en salud, porque si fuera el "acierto" del jurado, esa máxima de infabilidad quedaría expuesta cada dos por tres, a la luz de los posibles errores. es lo que tenemos, si no confiamos en la justicia, a pesar de sus "fallos", poca garantía de legalidad nos queda ya. todos recordamos alguna imagen del presunto violador vilipendiado en el juzgado, a punto del linchamiento popular, que luego resultó ser completamente inocente, del mismo modo que hay mucho O.J. Simpson suelto danzando por el mundo, sacando pecho, cuando todo el mundo sabe que tiene la palabra "culpable" escrita en la frente. dios me libre de ser juez, sí.

    ResponderEliminar
  7. Comparto tu opinión; a mí tampoco me gustaría formar parte de un jurado popular y pienso que en muchos casos pueden estar influidos y formada ya una opinion al respecto antes de comenzar el juicio, dado que el Tribunal Popular está previsto en la Ley para casos muy graves, que normalmente han salido en prensa y televisión, siendo muy comentados antes de comenzar el juicio.
    Tampoco es que ayude mucho para creer más en la Justicia, antes al contrario, son sentencias que se cuestionan todavía más que si el fallo hubiera sido decidido por un juez: por ej: juicio de Marta del Castillo.
    Los jueces tienen una preparación específica y, en la mayoría de los casos, mucha experiencia para saber distinguir cuando un testigo está mintiendo sistemáticamente o cuando dice la verdad, y con esa experiencia en el Tribunal Popular no se cuenta.

    Tema que da para mucho más, pero únicamente quería decirte que ya te vale con las citas con la que nos ilustras hoy (una de ellas Bíblica y todo,ja !!! ), y que algunos abogados quedamos a salvo de todo eso !!!!! Siempre hay excepciones, aunque los más hijoeputas que conozco es a los que mejor les va; cosas de la vida.
    Muy buen post

    Beso K

    ResponderEliminar
  8. Ahh, se me olvidaba decirte que la canción me ha gustado mucho también.

    ResponderEliminar
  9. pues yo tampoco creo mucho en los jurados populares y confío más en la profesionalidad de jueces, abogados y todos los investigadores que trabajan en eso. Aunque se equivoquen o fallen. Pero es lo que tenemos y si no confiamos en eso como dice raúl qué nos queda?. Eso me lo digo para autoconvencerme pq estoy muy desencantada de todo y de todos pero vivo aquí aunque sea el peor lugar de este país. o no? estoy pensando irme un día de estos. La canción me ha gustado, como siempre.

    ResponderEliminar
  10. Los jurados populares me parecen una verdadera lotería. Además es una faena para las personas que les toca juzgar y dejar su vida de lado durante unos días. Aparte del cargo de conciencia si se equivocan. Un beso.

    ResponderEliminar
  11. Las leyes y la justicia son necesarias para la convivencia pero cuesta creer en ellas, como todo lo que depende de las personas. Yo no me considero capacitado para juzgar a otro y confío más en un juzgado profesional que en uno popular, también es necesario un control para que no se produzcan abusos. Y creo que las oposiciones a juez deberían modificarse, para un papel tan importante y difícil en la sociedad creo que hay cosas más importantes que tener buena memoria.

    Bueno, y otro tema es el de la prensa, que por mucho que ponga "presunto", muchas veces ha juzgado a la víctima antes de que empiece el proceso, buscando el titular y el sensacionalismo.

    ResponderEliminar
  12. A nadie se le ocurriría, si quiere construir una casa, acudir a un grupo de amigos que nada tengan que ver con la edificación, para llevar la tarea a buen puerto. Confiamos más en el profesional que en los inexpertos, está claro. Pero no deja de ser la casa de uno y no debería quedar al margen del proceso de construcción.
    En esta tendencia que tenemos las sociedades a complicarnos la existencia en exceso y a retorcerlo todo hasta el punto en que solo un experto profesional puede hacerse cargo de las cosas, es lógico que la figura de un juez profesional que dicta sentencia se prefiera a la de un jurado popular de gentes inexpertas. Esto pareciera más democrático, pero más sospechoso de imprecisión. Sin embargo, ¿por qué la práctica de la justicia se ha alejado tanto del ciudadano de a pie? ¿Eso es sensato o es síntoma de que algo raro está pasando con la justicia?

    ResponderEliminar
  13. A un jurado popular es mucho más fácil manipularlo, esa es la única diferencia.
    Y no, la justicia no es igual para todos, ni de lejos.

    ResponderEliminar
  14. Mientras no exista una ley que regule o directamente prohiba el tratamiento por los medios de comunicación de determinados juicios, dudo mucho de la imparcialidad de un jurado.

    En alguno países del norte de Europa está prohibido hablar de estos casos hasta que no hay una sentencia firme y creo que es una medida acertada. Como licenciado en derecho sólo puedo decirte que hay auténticas aberraciones a todos los niveles. Recuerdo sin ir más lejos a Dolores Vázquez condenada por programas de televisión, tertulianos y sociedad antes de ser juzgada en un juicio donde se aceptó como válido el testimonio de una medium ¿pero esto que es?.

    Ser imparcial y justo al mismo tiempo es muy complicado.

    saludos

    ResponderEliminar
  15. Un jurado popular, en mi opinión no creo que pueda ser imparcial, menos en juicios cuyos personajes han estado saliendo en los medios a trecho y moche.
    A mi no me apetecería en absoluto participar en uno.
    Con el poder que tienen los medios de comunicación y lo mucho que en ocasiones nos dejamos llevar...Nos creeríamos que los burros vuelan, además de todo hay que fiarse de la información que te llega...nada que no.
    Apropósito de los abogados, lo primero quieren reconocimiento, después dinero, buenos los hay, pero que te toque el bueno es como una lotería.

    ResponderEliminar
  16. No me fío un pelo de los abogados, hay un refrán gitano que dice, juicios tengas y los ganes...¿Yo de jurado? no gracias, ya tengo bastante con mi vida.

    ResponderEliminar
  17. Estoy contigo, no me gustan los jurados populares. Prefiero que los expertos determinen.

    ResponderEliminar
  18. Un tema que da para mucho. Por una parte la figura procesal del jurado es probablemente el aspecto más democrático al que puede llegar en la justicia. En contra está la manipulación que pueden sufrir los ciudadanos que la componen.

    Creo que tiene sus pros y sus contras, teniendo en cuenta tanto que sea con jueces encargados de enjuiciar (en menor medida también manipulables aunque mejor preparados para desempeñar el principio de independencia) como con jurados populares. Al fin y al cabo mucha parte de las resoluciones finales tienen que ver con las artimañas de los letrados. Quien mejor Abogado lleva, más fácil que salve el pellejo, con lo que prefiero confiar en la buena fe de la Justicia con todos los inevitables vacíos legales que siempre tendrá. Pero por encima de todo prefiero este tema de los Clash, faltaría más.

    ResponderEliminar
  19. Hola que tal..
    después de unos meses obcecados
    vuelvo a tomar las riendas de mi Caja De Zapatos..
    he vuelto con una nueva nota llamada “Secándonos”
    te invito a que sigas leyendo..
    un abrazo fuerte!!!

    ResponderEliminar
  20. Interesantísimo el tema que propones.
    Te voy a decir exactamente cual es mi sentimiento. El estrictamente humano fiebroso.

    No me negaría a ser jurado popular en un juicio de blanqueo o similar. Me creo capaz de "observar estrictamente las pruebas" (y lo de Camps, mal que le pese a muchos, es un caso claro)
    Puedes tener unas tendencias políticas, pero al ser temas "de guante blanco" puedes abstraerte y estudiar lo que te encuentres.

    Pero (y hablo a nivel estrictamente personal), me autorecusaría ´ipsofactamente´de formar parte de un juicio tipo Marta del Castillo o similar. Me podrían los juicios mediáticos y la indignación ante la indiferencia a la vida.

    De hecho a 500 metros de mi casa un jurado popular condenó a Dolores Vázquez por el caso de Rocío...y al final la absolvieron tanto los jueces profesionales como el tribunal Superior Andaluz.

    Hablamos de sentimientos muy intensos y palabras mayores que creo deberíabn estar reservados a profesionales.

    Así que, mi sentencia final no puede por menos de ser:
    - O t´os moros, o tós cristianos.

    (Vaya chapa que te he dado)

    ResponderEliminar
  21. Tu fallo no admite recurso...de mi parte. La Justicia han de impartirla los profesionales.

    Qué duda cabe que ellos, como seres humanos que son, también están condicionados y pueden verse afectados por todo lo que rodee a un juicio pero, si ejercen su profesión con profesionalidad, seguro que dan con un resultado próximo a lo justo.

    Nos leemos.

    ResponderEliminar
  22. Visto lo visto corren rumores que el capitán del "Costa Concordia" quiere que lo extraditen a España, que igual hasta recibe un indemnización.

    ...Pongamos un poco de humor, porque lo necesitamos.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  23. El problema no está en jueces, abogados, fiscales o jurados (ya sean populares o no). El problema está en las leyes, antiguas, obsoletas, y para nada justas. Hasta que no renovemos Constitución y sistema electoral...seguiremos siendo una mierda de sociedad.

    ResponderEliminar
  24. En cierta ocasión me seleccionaron para formar parte de un jurado popular, afortunadamente nunca me llamaron para ir a ningún juicio. Me hubiera sentido totalmente fuera de lugar, ya que pienso que la justicia es algo muy serio y que debería ser llevada únicamente por profesionales.
    Un buen modelo de jurado popular tal vez podría ser el formado por personas con un mínimo de formación (psicología, sociología, leyes, psiquiatria...)

    ResponderEliminar
  25. qué buen tema de los Clash,
    ...todo huele a podrido ...en Dinamarca, y más allá.

    un abrazo.

    ResponderEliminar
  26. Marta DS ya nos juzgan a diario social y personalmente en el entorno familiar, laboral, la comunidad de vecinos, como para verse cuestionado en entornos más serios y con consecuencias, quita, quita, no seré tampoco quien juzgue a B.Obama en su faceta política, aunque como cantante si me atrevo a decir de que goza de cierto soul.

    Ada ¿entonces crees en la justicia divina?

    Puede ser una interesante experiencia personal Nieves LM, pero no me gustaría cargar con esa responsabilidad sobre una persona que conozco con motivo de ese juicio y seguro no vuelva a ver más.

    "ALTIVOLANTIS" de vez en cuando sal de la burbuja a tomar aire, que hasta ahí dentro el aire se vicia.

    ResponderEliminar
  27. raúl hay casos tremebundos que por cuestión de forma acaban en un resultado imprevisto, será de Ley pero de todas Injusto.

    Ay Konoka que te he tocado la fibra. Los abogados son personas, y como todo profesional los hay de un sinfín de capacidades y sobre todo de debilidades humanas. En tu caso no conozco persona con un sentido de la JUSTICIA, en mayúsculas, más acusado y sobre todo más a favor del débil, con menos suerte o menos posibilidades. No todos son iguales y bien lo sabes por experiencia. Como decía De Niro... "Tú eres bueno, abogado".

    Hay que creer en la justicia inma ortiz, no sólo es saludable, sino que goza de la presunción de inocencia por concepto.

    susana yo prefiero la lotería esa de las bolitas.

    ResponderEliminar
  28. Lobo de Bar has dado en el clavo, en mi opinión la prensa es el juez más depravado, injusto y cruel que existe, capaz de provocar cambios de comportamiento en la sociedad de entidad. Si van a por ti, estás perdido.

    Opino como tú raindrop y es cierto que no existe buena consideración sobre el sistema judicial. No sé qué está pasando ahí, aunque tampoco sé qué está pasando en la sociedad que absolutamente todo lo crispa.

    No sé pseudosocióloga, quizá la justicia sí, pero los recursos para defenderse no.

    deWitt creo, con la venia, que has sido imparcial y justo con tu comentario.

    Luisa me imagino que cualquier profesional quiere reconocimiento, prestigio y dinero, pero todo eso hay que ganarlo demostrándolo.

    ResponderEliminar
  29. NI la breve yo sí me fío, hasta el punto de que duermo todos los días con uno.

    Estamos de acuerdo odiealex.

    David también vence a Goliatt en los juzgados Johnny, así que hay que tener fe en la justicia, pero como tú compartes, mejor por profesionales, ...y mucho mejor con los Clash.

    Bienvenido Allek.

    En delitos de tipo económico creo que podría intervenir, pero en los delitos de sangre, terrorismo, etc. y menos si hay menores, me siento incapaz de no dejarme llevar por las emociones. Vuelve a dar la chapa cuando quieras Fiebre.

    ResponderEliminar
  30. Conforme Pedalier, entonces es sentencia firme.

    Ay Paloma Polaca, menudo cretino el capitán Schetino. Hasta la próxima.

    May si la sociedad es una mierda es por sí misma, no por el sistema jurídico. A mi juicio no es malo, aunque si admite muchas reformas y sobre todo requiere muuuuucha agilidar.

    Ni aún así pikina, seguro que un psicólogo, sociólogo, etc buscaba sus propias explicaciones en base a su interpretación personal: perfil psicológico, entorno social... deja, que lo resuelvan los juristas, que para eso se lo saben.

    Y yo que creía que los daneses eran unos tipos de lo más serio e íntegro, senses and nonsenses.

    ResponderEliminar

  31. · Decía... que comparto lo principal de tu razonamiento. Tengo poca fe en los Jurados populares por las razones que aduces y, sobre todo, porque no se puede dar por supuesto que todos los ciudadanos tengas las capacidades necesarias para dejar en sus manos el destino de sus conciudadanos. La democracia, llevada a su máxima expresión, puede dar lugar a situaciones predemocráticas, la dictadura de unos pocos.
    En fin, es un tema a discutir con un café o una caña...

    · Saludos

    CR & LMA
    ________________________________
    ·

    ResponderEliminar
  32. ñOCO Le bOLO decía yo que sí se trata de un tema peliagudo, y como yo soy más de té... ¡Venga esa caña!

    ResponderEliminar
  33. Qué se cuece aquí? Yo no me fío de ningun abogado, me defiendo yo misma mismamente :-)

    ResponderEliminar
  34. AMOR ese modelo vale hasta que llegas a los tribunales, ahí mejor ir de la mano de profesionales.

    ResponderEliminar
  35. ya sabes aquello de que quien hizo la ley hizo la trampa pero si ni siquiera has hecho o conoces la ley no verás el cepo ni con luces de neón... No ha lugar a recurso en tu argumento XP

    ResponderEliminar
  36. La Justicia de este país es tan maravillosa que los criminales ya vienen a España a entregarse, véase el caso del proxeneta "Cabeza de Cerdo" (un apodo muy descriptivo, por cierto) que, teniendo decenas de países en los que entregarse, decidió hacerlo -casualmente- en España. A día de hoy, su "franquicia de prostitutas extorsionadas" aún continúa activa incluso en este país.

    Algún día me dedicaré a recopilar los fiascos judiciales de la Justicia Española, cuando tenga tiempo muuucho tiempo porque tengo para rato...

    ResponderEliminar

¿Decías...?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...