Presentación del blog

Sencillamente un espacio terapéutico donde reflexionar, debatir y compartir con cierta ironía, y a quien le pueda interesar, mi percepción de la vida a través de reflexiones al más puro estilo personal, aderezadas con buena música -y letra traducida, a veces de forma libre-. Nada o todo de lo aquí publicado responde a la casualidad, ...¿O sí?. Las casualidades NO Existen.

Seguidores

Temas principales

´00 ´10 ´20 ´40 ´50 ´60 ´70 ´80 ´90 abstracto Acid Jazz acrílico Actualidad Acuarela Alberto Vargas Album conceptual Alvaro amapolas Amor ángel Anglada Camarasa Aniversarios Antonio de Felipe Anuario año nuevo apunte Argelia Arte Avedon Barbas Barceló Batallitas Belleza beso Billy Wilder Blake Edwards Blues Bossa Britpop BSO C.N.M.V. Cáncer Carmen Chema Madoz Chiste Cielo Cine Circo Clásica Club 27 Colaboraciones Colores Cómicos Conciertos Coreografía Cracks Cumpleaños Curiosidades Da Vinci Dalí Dance Demonios Denuncia Deporte Derechos Desamor Dibujo Dios Disco Discurso Drácula Drogas Duetos Edgar Allan Poe Educación Einstein El Bosco El día de... El Principito Electrónica Emilio Duró Eros Exposición Fallas fashion Felicidad Flamenco Folk Foto Fotografía Funk Gente Gif Grammy Grunge Guitarrísima Halloween Heavy Helmut Newton Herb Ritts Hijos Hip-Hop homonimosong Ignorancia Impresionismo Indie Intrablogs Jazz Joan Miró Johnny Colt La Biblia Lachapelle Leibovitz lencería Literatura Lovesong Luna madre Magnum Man Ray Mandela Manu Brabo mar Marilyn Monroe Mario Testino Mascletà Matthew Rolston Medio Ambiente MEME Mierda monstruos Muerte Mujer Musical Navidad necrológica negocios nude NYC Oleo Ópera Óscar Paz Pecado Peloempuntasongs Periodismo Picasso Pin-Ups Plagio Poesía Polémica política Positivismo prejuicios Premios primicia Psicología Publicidad Pulitzer Punk racismo rarezas Reflexiones Relato Religión Remember Reto Risas Rn´B Saint-Exupéry Salgado San Valentín Santos Inocentes Saramago SDR´R Sexo Ska SM Sol Solidaridad Soul Spain Striptease Subasta sueños suerte supergrupo Surrealismo Tecno The Wall Tiempo toros trabajo Tren Tv Valencia Van Gogh verano Versus vida Videhortera videoclips gloriosos videorpresa Voces yo

martes, 29 de marzo de 2011

Con la mano

Parte del temario de los cursos de Técnicas de Negociación lo ocupan materias dedicadas a potenciar las habilidades y recursos en las modalidades “cuerpo a cuerpo” / “cara a cara” / "tête à tête" o como narices quiera definirlo ese día el consultor, que en general en esta materia suele tratarse del miembro del equipo más bromista, más divertido y dicharachero, casi histriónico, que pretende orientarte hacia el éxito absoluto bien en la operación comercial o trato pretendido.

Te dirán: “Lo importante es conocer al adversario, de la misma forma que nosotros ofrecemos nuestra primera impresión” ¿y cómo?, ni más ni menos que al ofrecer y estrechar la mano, nuestra carta de presentación, y aquí es donde empieza toda la interpretación del ritual, casi tan rica como el lenguaje del abanico.
En la argumentación insistirán: “¿Conoces a personas que te han dado la mano y estaba “como muerta”, fría, sudorosa y débil (simil que asocian a coger un pez frío)?. ¿Conoces a personas que te han dado la mano y casi te parten un hueso?. ¿Qué has pensado de cada una de estas personas?". Entonces se insiste que esa lectura del lenguaje no verbal nos aporta valiosa información. “En el primer caso se trata de persona de carácter pasivo y débil; en el caso del quebrantador de nudillos, éste es el tipo de apretón que suele usar la persona que quiere dar la impresión de dura y de dominar completamente la situación”.

A partir de esta reflexión comienza, como si se tratara de una derivada de la termodinámica y casi tan precisa, toda la disertación de la técnica más adecuada para brindar nuestra mejor imagen a nuestro “oponente” y, lo que es mejor, conocerlo “a fondo” psicológicamente (ahí es cuando yo me parto), de forma que nos muestren o mostremos signos de confianza, para poder adelantarnos a los acontecimientos según los interpretemos.

Empecemos el estudio...
Para dar la mano adecuadamente se deben considerar tres elementos: la fuerza con la que la damos, la posición de nuestra mano y el tiempo que mantenemos las manos apretadas.

Fuerza:
Hay que dar la mano “ni muy fuerte, ni muy floja”. Con firmeza, pero sin incomodar a nuestro interlocutor. Esto dará sensación de seguridad en nosotros mismos.
Datos de interés: “si su interlocutor, en lo sucesivo “el dador”, le da la mano de forma enérgica y con fuerza, en general tienen una personalidad optimista y honesta”, aunque la energía en exceso puede demostrar un poco de nerviosismo. Ahora que me detengo a pensarlo, ¡Cuánto HP me ha dado honestamente la mano!

Posición:
Este apartado es para nota. La orientación de la mano es fundamental, no hay que dar la mano ni con la palma hacia arriba, ni con la palma hacia abajo, hay que mantener siempre una posición neutra.

Los consultores más sagaces amplían la información. “si el dador extiende la mano abierta y en línea recta, seguramente sea una persona segura y de palabra. En cambio si extiende totalmente solo 2 o 3 dedos, usted se encuentra frente a una persona poco sincera e intolerante”. A mí, francamente nadie me ha dado 2 dedos, salvo mi hija cuando era pequeña y para cruzar la calle.

Más información importante:
- Si te dan la mano abierta, extendida pero colocándola de forma horizontal, esto esta reflejando una personalidad muy interesada y poco cordial.
- Si al saludarte te toman la mano con sus dos manos, sin hacer demasiada presión, esta demostrando afecto y lealtad (vamos, como cuando Franco recibió a Hitler en la estación de Hendaya en 1940)

Más perfiles:
- El agresivo: le gusta controlar la situación y tenderá a dar la mano de modo que ésta quede por encima, mirando hacia el suelo, en situaciones exageradas también mira fijamente a los ojos con los suyos inyectados en sangre o cuesta entender lo que dice al hablar, ya que solo emite sonidos al tiempo que aprieta fuertemente los dientes.
- El pasivo: la mano de la persona pasiva estará boca arriba, lo que indica que está cediendo el control de la situación; con este blandengue ya tienes asegurado el éxito y la victoria.
- El asertivo: en el apretón de manos de igualdad de la persona asertiva, las palmas de ambos formarán ángulos rectos con el suelo (como Robocop, más o menos).

Por último, el factor tiempo:
Un buen apretón de manos tiene un tiempo ideal como la cadencia de una melodía. No podemos quedarnos con la mano de nuestro cliente/oponente/dador sin soltarla. Esto incomoda notablemente. La receta: “una o dos sacudidas y soltar” (Por favor, no reírse por el término “sacudida”).
No hay que olvidar esa modalidad de dador, que estrechada la mano se la queda como si fuera suya, presenta situaciones en las que empiezas a preocuparte (¿me ha raptado?, ¿le gusto?... ¡la quieres soltar, leche!).

(Lenguaje corporal)
En fin, que considerando todas esas técnicas del lenguaje no verbal, y creer que con esta información vas a reorientar la negociación al reconocer a la gente por su forma de dar la mano, es un rato ingenuo, todo eso si además sumamos que también hay que interpretar otros indicadores de interés corporales: se ha tocado el pelo, o la oreja, los gemelos, se ha humedecido los labios, rascado, revisas la altura de la corbata, el nudo, si es mujer si lleva o no tacón, su altura, la indumentaria, el timbre de voz, la firmeza del habla, un cúmulo de datos que leer e interpretar, multitud de signos “ocultos”, por no añadir los distintos tipos de mirada e intentar deducir de ésta si aquello que transmite hablando incluye síntomas de certeza o mentira por mirar hacia la derecha, pestañear más de la cuenta,... ¿y si hay un signo favorable que se junta al tiempo con que te dan el brazo rígido, que por el contrario es malo?, qué lío, y si….. uf, agotador,.
¿de qué carajos hablábamos? ¿A qué habíamos venido? ¿qué negociábamos?.
¿Dónde está la naturalidad? ¿Y la intución?

Es más, en alguna ocasión, si me acuerdo (y esto es verídico), estrecho las manos de forma distinta a como me resulta natural y en contra de cualquier protocolo mareando a mi dador; en el caso de las mujeres, casi siempre doy dos besos aunque me estrechen la mano. Lo hago solo por marear porque, no nos engañemos, todos hemos hecho el mismo curso/cursillo, sin reparar además que estas técnicas provienen de las Ciencias Políticas, donde ahí todo sí es mentira.

Tesis, estudios, comparativas, análisis estadísticos,… sin ánimo de que nadie se moleste.

Mi más sincera opinión:
….
¡Esto es una gilipollez!,... ¡Esto no puede ser!

A mí se me ocurren muchas cosas interesantes que hacer con las manos. Muchísimas.
Es más, yo sé que se hace con las manos…
Con las manos se hace esto:

Zucchero. "Con le mani" (Blue´s, 1987)

(...)
Con las manos se pela...
la cebolla
Me siento en mi piel
Acaricia al gato
con la mano
Con las manos puedes
(también) decir que sí
a experimentar nuevas sensaciones
¡Dejarte llevar por las emociones!

Es un encuentro de manos
este amor
Con las manos si quieres
puedes decirme que sí

Tus manos tan de repente
Se han abierto camino
Fuera y dentro de mí

Con las manos rezas
al Señor
Mira un poco más abajo
Mira
Abre las ventanas
Con las manos
Con las manos si quieres
Me puedes decir que sí

Y para experimentar nuevas sensaciones
¡Dejarse llevar por las emociones!

Es un encuentro de manos
este amor.
Utiliza tus manos en mí.

Tus manos tan de repente
Se han abierto camino
Fuera y dentro de mí.


(Letra original: aquí)
.............
"Al hacer una profunda reverencia a alguien, siempre se vuelve la espalda a algún otro."
Ferdinand Galiani (1728-1787) Diplomático y economista italiano.

15 comentarios:

  1. Muy buena entrada jajaja. Para que mentir, que a mi me den la mano floja...demasiado floja... repelús.
    Conozco una que da los besos al aire... repelús.
    en una entrevista de trabajo de hace unos años, la tia me miraba, se queda mirándome al pecho y apunta no se que, yo de reojo me miro y dios!! tenia un botón desabrochado...!! pensé, a qui ya no curro ni de coña, pero si.
    Divertida la entradaxD

    ResponderEliminar
  2. PD, seguro que le estruje bien la mano.

    ResponderEliminar
  3. O igual le gustó ese botón desabrochado... :p

    Pues las este tipo de estudios consiguen que casi todo parezca una gilipollez, pero yo sí me fijo en como me dan la mano, algo intuyes aunque, como dices, fijándote también en otras cosas.

    Muchas chicas tienden a dejar la mano muerta y eso no mola (en los chicos tampoco pero es menos frecuente).

    ResponderEliminar
  4. Tú lo has dicho Sergio, con las manos se pueden hacer cosas mejore. Mucho más elocuentes y expresivas.
    Un beso

    ResponderEliminar
  5. Muy bueno, muchas más cosas pueden hacer nuestras manos que desde luego aporten algo mas intenso y profundo a nuestra vida…

    Un placer pasar por aquí ;-)

    Bsos

    ResponderEliminar
  6. el lenguaje corporal dice más de nosotros de lo que quisieramos mostar...ahora en muchos cursos esta es una de las asignaturas que se imparten, Interesante, un saludo sin sacudidas jajaja

    ResponderEliminar
  7. A mi también se me ocurren muchas cosas oyendo ésta canción...

    ¡¡¡pero cómo me gusta Zucchero¡¡¡

    Interesante lo que nos cuentas, pero pienso que si nos guiamos por esas teorías, sería muy fácil identificar a un mentiroso o a un gilipollas,o lo que sea, con solo darte la mano, pues también pueden utilizar dicha información para "engañar" al que tienen enfrente y parecer lo que en realidad no son.
    Luego vienen las "puñaladas traperas"
    La pena es que no sea tan sencilla la cosa.

    Sugerente elección musical
    un beso

    ResponderEliminar
  8. por favor, un poco de espontenidad, no? yo creo que das la mano como te nace, honesta, limpiamente, y ya está, es un gesto de lo más normal, vamos. qué asco protocolario!!

    ResponderEliminar
  9. Muy muy psicologico.
    Me ha gustado mucho este post :)

    ResponderEliminar
  10. Hay gente y gestos mil: el que cada vez que te habla te está dando golpecitos en el hombro, el que se acerca demasiado a tu cara para hablarte,...XD

    ResponderEliminar
  11. Viva la expontaneidad!...el resto ya se encargará el tiempo de ponerlo en su sitio. Además el estado anímico cambia tanto de un dia para otro...
    Grande Zucchero!

    ResponderEliminar
  12. ja ja qué buena la entrada, a mi estos consejos me los han dado mil veces, pero qué quieres que te diga, con la tendinitis que tengo en la mano derecha como para ir dando apretones fuertes de mano ja ja y eso que algún animalote me la ha dejado hecha puré :) Un abrazo

    ResponderEliminar
  13. El poeta decía "la piel es lo más profundo" y lo creo. Como la primera impresión cuenta mucho en nuestra sociedad, no es cualquier cosa la que se recibe por el tacto. Los orientales dan una mano muy floja pero porque ellos cuidan otros temas, como el hecho de ponerse frontalmente y mostrando profundo respeto y consideración.

    A pesar de que se ha puesto muy de moda tocarse es algo que resulta penoso y lo tomo con la mayor resignación pero no me gusta que me toquetee nadie que no sea de mi círculo íntimo y además cuando veo que no se capta por el lenguaje no verbal lo verbalizo sin ningún problema. Me gusta que se mantengan esos 50 cm en los que en Europa se han establecido las distancias correctas entre compañeros de trabajo por ejemplo. Pero claro, es que yo soy hasta partidaria del usted porque pienso que en muchas ocasiones la educación y las normas establecidas están muy bien para cuando no nos entendemos. Cuando nos entendemos ya tenemos la simpatía, etc. Para ahuyentar a los tocones y toconas he llegado a pensar en colgarme un saquito con raíz de valeriana, que apesta.
    También, si te fijas (aunque ya me esté alargando por demás), los españoles miramos fijamente a los extraños y eso he observado que no suele darse en el extranjero o al menos no se da de la misma manera o lo disimulan.

    Muy interesante post.

    ResponderEliminar
  14. Como dice Lobo de Bar, seguro que le gustó tu escote, Luisa. Fíjate que este dato me apunta a otra posible entrada sobre escotes y canalillos... pensaré. ;)

    Carmela y Ginebra comparten la opinión de que las manos tienen muchas más posibilidades ¿no?. Para empezar un poco de espontaneidad tal y como piden raúl y pikina, por muy psicológico que resulte. Al respecto, faltaría la opinión tecnico-profesional de M*.

    Recibido, kea... sin sacudidas. :)

    ResponderEliminar
  15. Víctor Hugo, hay tantas variaciones del saludador cansino, como gilipollas.

    Por cierto Konoka, seguro tienes la misma intuición para identificar a un mentiroso y/o gilipollas, como para reconocer lo grandioso que es Zucchero. Oye, ¿qué se te ocurre con esta canción?

    Carol, cuídate esa tendinitis, evita a los animalotes o utiliza la técnica de Aaoiue, que cuando no interpretan su lenguaje no verbal, lo dice alto y claro. Por cierto, muy interesantes tus observaciones.

    ResponderEliminar

¿Decías...?

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...